Temas
  Crear una cuenta PRINCIPAL  -  Tu Cuenta  -  Temas  -  Foros -  WebChat  
 
Login
Nickname

Contraseña

¿Todavía no tienes una cuenta? Puedes crearte una. Como usuario registrado tendrás ventajas como seleccionar la apariencia de la página, configurar los comentarios y enviar los comentarios con tu nombre.

 
M E N Ú

PRINCIPAL
Tu cuenta
Lista de miembros
Temas
Archivo de noticias
Foros
Sección especial
Enlaces de interés


 
Citas
Aquél que obtiene una victoria sobre otro hombre es fuerte, pero quien obtiene una victoria sobre sí mismo es poderoso.
- Lao-tse

 
Efemérides
¿Qué sucedió tal día como hoy?


 
Search



 
Hits
Hemos recibido
5124709
impresiones desde September 2002

El Cristo Instructor de Humanidades: Forums

FOROS: EL CRISTO, INSTRUCTOR DE HUMANIDADES :: Ver tema - ?EL APÓSTOL JUAN? ?Cumbres y Llanuras?
FOROS: EL CRISTO, INSTRUCTOR DE HUMANIDADES

Tu casa en la red
modules.php?name=Your_Account&redirect=index modules.php?name=Forums&file=profile&mode=register modules.php?name=Forums&file=faq modules.php?name=Members_List&file=index modules.php?name=Forums&file=search modules.php?name=Forums&file=index

Foros de discusión » LA OBRA » ?EL APÓSTOL JUAN? ?Cumbres y Llanuras?
Publicar nuevo tema  Responder al tema Ver tema anterior :: Ver tema siguiente 
?EL APÓSTOL JUAN? ?Cumbres y Llanuras?
MensajePublicado: Tue Jan 30, 2007 11:31 am Responder citando
carlosalejandro
Moderador
Moderador
Registrado: Jun 13, 2004
Mensajes: 200
Ubicación: Argentina




?EL APÓSTOL JUAN? ?Cumbres y Llanuras?


Segunda parte.-

?Como es arriba es abajo?, reza el viejísimo axioma que encierra una verdad profunda. Y hoy que la ciencia posible en la Tierra, o sea aquí abajo, ha captado la verdad de que todo se resuelve, efectúa y es, mediante ondas que llevan luz, fuerza, energía y sonido a todos los ámbitos del espacio infinito, creo que será mejor comprendido el hecho indiscutible de que seres extremadamente sensitivos o dotados de lo que se ha llamado un sexto sentido, están capacitados para captar esas ondas que les hacen dueños momentáneamente de algunos de los Secretos del Padre, como diría el genial Jhasua de Nazareth que, en sencillas y místicas frases, encerraba supremas verdades.?

?Y debido a esto, el joven apóstol de Cristo se veía inundado, digámoslo así, de continuo, por esas ondas que bien pueden llamarse celestiales, ya que de los cielos superiores le llegaban en un casi permanente oleaje, y le llegaban en forma de luz o de sonido.?

?Los médiums espirituales son verdaderos instrumentos receptores de corrientes y principios que podemos transmitir; es éste el más alto grado de mediumnidad (en algunos casos por entero consciente), y cuando pueden establecerse relaciones de sintonía, nos servimos de ellas para el alto fin de transmitiros nuestro pensamiento.?
(?La Grande Síntesis? - Pietro Ubaldi).


He aquí, claramente expresado el concepto de médium, o sea, de instrumento o antena humana receptora de esas ondas vibratorias emitidas por Inteligencias Superiores para dar mensajes de instrucción y enseñanza a los seres que abren sus almas y sus corazones para recibirlos.
Pietro Ubaldi agrega el concepto de mediumnidad consciente, que indica a los instrumentos humanos que no pierden su consciencia mientras perciben y transmiten esos mensajes espaciales.
(Este es el caso de nuestra amada Mamina, psicógrafa de los cielos).

????????????????????


?Tal era el secreto de la maravillosa transformación de Juan que todos atribuían al cambio de sitios y lugares, a las nuevas tareas que se le confiaran, a las amistades nuevas que había contraído.?
?Tan sólo Pedro, Judá, Nebai y Lucanus, conocían cuál era la causa verdadera. Más tarde lo conocieron también los compañeros de apostolado, y comenzaron a llamarle en secreto: ?El Notario de los Cielos? ? ?Águila del Espacio?. No tardaron en aparecer ideas más avanzadas respecto al bueno y silencioso Juan, y algunos pensaron también: ?Es el viejo Profeta Henoch, que el Señor manda de nuevo a la Tierra para descubrir los misterios sublimes encerrados en el Cristo Hijo de Dios, que la malvada humanidad terrestre hizo morir crucificado.?

ooooooOoooooo


Siguiendo a ?Cumbres y Llanuras?, en el capítulo ?La Piedra de Cristo? leemos este pasaje:
?El alma glorificada del amado Maestro les esperaba sin duda para curar sus heridas y fortalecer sus cansancios? sus desolaciones.
¡Cuán dulce y suave es esta esperanza!
¡Y para Pedro y Juan fue ampliamente confirmada!
La Divina Presencia no tardó en hacerse sentir intensa y tiernísima.
Y ambos dijeron a media voz las mismas palabras:
El Maestro está aquí y nos llama.
¡Bendito seas Señor, que acudes a consolar a tus siervos!, exclamó Pedro llorando de emoción.
Juan cayó en hipnosis y quedó inmóvil como un dormido. La Divina Aparición no se hizo esperar.?

Capítulo: ?El Paraíso de Pedro?:

?La alegría volvió a todos los corazones como un hada azul con las manos llenas de flores. El lector bien comprenderá que dichoso paraíso fue para el dolorido corazón de Pedro aquel día, comienzo del divino poema de amor que el Amigo Eterno había tejido para sus dos apóstoles preferidos.?
?Cabe aquí una breve reflexión sobre la ley de la afinidad, invulnerable como todas las leyes divinas.?
?Ni aun los seres más evolucionados pueden sustraerse a ella, como lo vemos comprobado en todas las grandes Inteligencias que pasaron por esta Tierra revestidas de carne.?
?La igualdad en el sentir, el pensar y el querer es lo que despierta en las almas encarnadas, esa profunda simpatía con que se forman las inquebrantables alianzas de almas que, persiguiendo un mismo ideal, se siguen durante largas edades hasta llegar a la unificación perfecta con el Infinito.?

Más adelante el relato prosigue: ?Un silencio interrumpido a medias por los sollozos de Pedro, siguió a las exclamaciones de Juan.?
?El arpa de Papías se oyó trinar suavemente en el Oratorio, y ambos Apóstoles recordaron que la oración de la tarde era llegada y que sólo con ella descansarían el alma de tanta desolación.?
?Y la oración fue el bálsamo divino que pedían aquellas dos almas, tan cruelmente lastimadas por las incomprensiones de sus propios hermanos de ideales.?
?Apenas terminó la melodía del arpa, se llenó el ambiente de un efluvio de amor tan intenso, que Pedro lloraba a sollozos imposibles de contener.?
?Había pasado tanto tiempo entre la dura escarcha de recelos y desconfianzas, de pensamientos adversos, de juicios equivocados, que aquel amor bajado de los cielos como caricia de ángeles a un oscuro calabozo, le producía la dulce emoción del día inolvidable cuando su Maestro le preguntaba:
?Pedro? ¿me amas tú más que los otros??.
?Y tan claras sintió estas palabras y tanto reconoció la voz que las pronunciaba, que sin poder contenerse se puso de pie tendiendo los brazos mientras sus labios repetían con gran vehemencia: - ?¡Sí Maestro mío, tú sabes que te amo por sobre todas las cosas de la Tierra!?
?¡Era el momento solemne!?
?La imagen radiante se plasmó en la penumbra silenciosa del Oratorio, y todos percibieron al Maestro que tomaba las manos tendidas de Pedro y atrayéndolo suavemente lo estrechaba sobre su pecho.?
?Era la comunión del alma humilde del Apóstol con el alma glorificada de su Maestro. La emoción demasiada intensa para el anciano, le hizo perder el conocimiento y sus rodillas temblorosas fueron doblándose mientras la aparición se esfumaba suavemente.?
?Varios de los presentes acudieron a sostener a Pedro que se dejó caer por fin entre los brazos que tan amorosamente se le brindaban.?
?Juan y Cleto aparecían dormidos en una quietud de estatuas.?
?Y el arpa de Papías continuaba vibrando, con la música de gloria usada para cantar el salmo de agradecimiento a la Bondad Divina con que terminaban siempre las meditaciones.?

Nota: La Ley de Afinidad ? la Oración ? la Meditación, unidas a la Música en un Oratorio consagrado a la Luz Infinita y al Amor Eterno, confluyeron para que se realizara ? nada menos ? que la plasmación de la imagen del Divino Maestro ya glorificado en el Cristo.
Pero observemos que la Obra nos indica que para el acontecer de ese bello fenómeno, fueron necesarios canales humanos: ?Juan cayó en hipnosis y quedó inmóvil como un dormido?, en el primer caso. Y en la segunda plasmación dice: ?Juan y Cleto aparecían dormidos en una quietud de estatuas?

La palabra plasmación proviene del concepto de plasma. Por lo que no es casual su utilización: existe una sustancia imponderable, neutra, que todo lo compenetra y que ofrece la cualidad de ser maleable, que le permite justamente plasmar imágenes desde los planos y dimensiones etéricas, pero siempre que seres encarnados en cuerpos físicos, sirvan como antenas conductoras e instrumentos para tales materializaciones o plasmaciones.

Vale decir, que la Ley Divina y su obra magna, la Naturaleza, siguen un orden para todas las cosas: los seres espirituales desde sus diversos planos de existencia, acceden al mundo de materia densa de una manera determinada.
En estos casos concretos que estamos estudiando, utilizaron primeramente la sutil vibración de la bóveda psíquica ? que es como una gran campana de fuerzas energéticas que se cierne sobre los sujetos concentrados en meditación en el Oratorio, para luego, cuando esas ?antenas receptoras? alcanzan la afinación a esas notas vibracionales superiores, se produjo esa gran plasmación o manifestación que ?todos pudieron ver?, es decir, se hizo consistente, se materializó realmente.

oooooOooooo


Capítulo ?El Águila Solitaria? - ?Cumbres y Llanuras?

Solos en la isla de Patmos, los apóstoles Pedro y Juan conversan sobre sus misiones y las responsabilidades que las mismas implican en esa hora.
Juan dice: ?¿Recuerdas que Él lo decía?: ?Mi voz no la escucharéis entre el turbión y los tumultos, entre las inquietudes y las tormentas. Mi voz es el canto del ruiseñor en las noches tranquilas en que ningún alboroto exterior ni de vuestro interior, turbe la quietud de vuestra mente y de vuestro corazón.?

?Entonces? Pedro pensó unos momentos; yo en mi alcoba y tú en la tuya, esperemos esta noche la Voz del Señor?.
?Y esa noche y al mismo tiempo, cuando Pedro y Juan oraban en sus alcobas silenciosas, la Presencia Divina se hizo sentir intensa, viva, resplandeciente, plena de luz, de paz y de ternura infinita.?
?Una gloriosa trilogía que excedía en bellezas a cuanto puede expresarse en este plano, trasladó a planos superiores a aquellas dos almas que lo habían abandonado todo, siguiendo la voz del Cristo que moraba en ellos.?
?Jhasua el Cristo, su Madre, el justo Joseph, y en pos de ellos una multitud radiante de almas purificadas por el amor, por el dolor, por la unión a la Divinidad.?

Nota: Observemos que este pasaje, hermoso en su contexto, nos indica que Jhasua, Myriam y Joseph, constituyen la Mística Trilogía ? reflejo precioso de la Sagrada Tríada. Por la tradición cristiana que a muchos de nosotros se nos ha enseñado desde pequeños, invocamos diciendo:
?Jesús, María y José, dadnos vuestra protección.? Y aunque algo velada, esta tradición es certera, por cuánto la Sagrada Familia es una fuente y un manantial de Amor, de Luz, Fe y Esperanza para todo ser que llega a ellos con oraciones y pensamientos de amor.
Asimismo, el pasaje de ?Cumbres y Llanuras? que vamos comentando, nos dice de ambos Apóstoles, que todo lo abandonaron para seguir ?la voz del Cristo que moraba en ellos, lo que es decir que Él había hecho Su morada en los corazones de sus dos grandes Apóstoles.?

¿Cuál gloria puede ser mayor que ésta?

Sigamos con el relato de este capítulo:

?Tal fue la intensidad del gozo espiritual, tal la sensación de dicha suprema y la tierna iluminación de la mente, que ambos creyeron que habían abandonado la materia, el plano terrestre, y que libres de las miserias de este mundo, eran también moradores del Reino de Dios.?

?Paz y Amor a mis amados?, díjoles el Maestro. ?Aun sois seres de la Tierra y vuestra cárcel de carne está con vosotros.?
?Unos momentos robados a las leyes que rigen la materia para que sintáis la grandeza del Reino de Dios, es el galardón de vuestro Maestro por vuestra inquebrantable fidelidad a mi pensamiento, a mi palabra, a la Verdad de Dios que ella os anunció siempre.?


?Ambos Apóstoles veían sus cuerpos inmóviles en el estrado de sus alcobas y separados uno del otro, mientras en el radiante escenario celestial se veían uno junto al otro y ambos, ante aquel maravilloso campo azul y oro, poblado de seres que les envolvían en infinita suavidad.?
?Formaban una Legión y todos eran sus amigos, sus hermanos y compañeros que aunaban anhelos y esfuerzos para el triunfo del amor universal, ley suprema de todos los mundos.?

?Os he traído a esta soledad ? continuó la voz amorosa del Maestro ? para que ambos, en perfecto acuerdo, escribáis mi voluntad en epístolas que enviaréis a cada uno de los Doce, sin olvidar a Judas, que será en un futuro cercano al tiempo final, el auxiliar encarnado del Guía de los países de los hielos eternos.?
?Porque cada uno de mis Doce será un día conductor de una humanidad, y en mis días de hombre terrestre los dejé preparados para ello.?
?Tus días de dolor en la Tierra están señalados por la Ley Pedro, en tus manos, y porque has merecido el descanso, mi corazón te lo da. Y a ti Juan te falta padecer aun el destierro en compensación a los años que olvidaste tu deber de Apóstol mío, agobiado por tu corazón de carne que me amaba desmedidamente.?


?El abrazo del Cristo, de su Madre, de Joseph y de muchos de aquellos espíritus testigos de esta escena de divina iniciación al Reino de Dios, fue para los dos encarnados el olvido completo de todo cuanto ocurriera en sus vidas en el pasado y en el presente. No existía más que el momento supremo de unión íntima con lo infinito, verdadero y real.?
?Cuando despertaron a la vida de los sentidos, ambos se buscaron uno al otro. Y cada cuál se encontraba solo.?
?¿Era un sueño o una realidad?. Es tan fugaz y escasa la dicha en la Tierra, que cuando el alma siente la felicidad verdadera de un plano de luz, lo califica de sueño porque sus pobres sentidos físicos no conocen más que los mezquinos goces terrestres que son casi siempre ¡polvo, cenizas, nada!?
?¡Pulvis! ¡Cines! ¡Nihil!, diría un filósofo estoico de aquella hora.?

???????. ?????????. ???????.


?Voy a llegar pronto, y llevo conmigo el salario para dar a cada uno conforme a su trabajo.?

?Yo Soy el Alfa y la Omega, el Primero y el Último, el Principio y el Fin.?


?Felices los que lavan sus vestiduras (purifican sus cuerpos), porque así tendrán acceso al Árbol de la Vida (la Morada del Cristo interno), y se les abrirán las puertas de la ciudad (el Reino de Dios).

?El Espíritu y la Esposa (la Sabiduría) dicen: ?¡Ven!?. Que el que escucha diga también: ?¡Ven!?. El que tenga sed, que se acerque; y el que lo desee, reciba gratuitamente el Agua de la Vida.?

(Juan ? Apocalipsis ? capítulo 22 ? versículos 12, 13, 14 y 17)

¡Gracias mil, queridos hermanos que tenéis la paciencia de leer estos escritos de vuestro hermano de la Obra de Fraternidad Cristiana Universal!

¡Un fuerte abrazo fraterno para todos, ahora y siempre!
carlosalejandro
Ver perfil de usuario Enviar mensaje privado Enviar email
?EL APÓSTOL JUAN? ?Cumbres y Llanuras?
Foros de discusión » LA OBRA
Puede publicar nuevos temas en este foro
No puede responder a temas en este foro
No puede editar sus mensajes en este foro
No puede borrar sus mensajes en este foro
No puede votar en encuestas en este foro
Todas las horas son GMT + 1 Hora  
Página 1 de 1  

  
  
 Publicar nuevo tema  Responder al tema  


Powered by phpBB © 2001-2004 phpBB Group
phpBB Style by Vjacheslav Trushkin