Temas
  Crear una cuenta PRINCIPAL  -  Tu Cuenta  -  Temas  -  Foros -  WebChat  
 
Login
Nickname

Contraseña

¿Todavía no tienes una cuenta? Puedes crearte una. Como usuario registrado tendrás ventajas como seleccionar la apariencia de la página, configurar los comentarios y enviar los comentarios con tu nombre.

 
M E N Ú

PRINCIPAL
Tu cuenta
Lista de miembros
Temas
Archivo de noticias
Foros
Sección especial
Enlaces de interés


 
Citas
Es necesario ser bueno, no por amor a los otros, sino para estar en paz consigo mismo.
         A. Tournier

 
Efemérides
¿Qué sucedió tal día como hoy?


 
Search



 
Hits
Hemos recibido
5124879
impresiones desde September 2002

El Cristo Instructor de Humanidades: Forums

FOROS: EL CRISTO, INSTRUCTOR DE HUMANIDADES :: Ver tema - El Vuelo de las golondrinas
FOROS: EL CRISTO, INSTRUCTOR DE HUMANIDADES

Tu casa en la red
modules.php?name=Your_Account&redirect=index modules.php?name=Forums&file=profile&mode=register modules.php?name=Forums&file=faq modules.php?name=Members_List&file=index modules.php?name=Forums&file=search modules.php?name=Forums&file=index

Foros de discusión » LA OBRA » El Vuelo de las golondrinas
Publicar nuevo tema  Responder al tema Ver tema anterior :: Ver tema siguiente 
El Vuelo de las golondrinas
MensajePublicado: Wed Sep 06, 2006 9:14 pm Responder citando
manos
Moderador
Moderador
Registrado: Jan 15, 2005
Mensajes: 115
Ubicación: Girona - España




EL VUELO DE LAS GOLONDRINAS
(Arpas Eternas tomo IV) ?Yhasua ? Apóstoles y Amigos? pag. 1680

* La bandada era grande y no todas tomaban la misma ruta por lo cual, lector amigo, tú y yo iremos buscándolas de una por una a fin de que no perdamos de vista a ninguna de ellas.

* ?Que no se pierda ni una sola de las almas que me fueron confiadas? ?decía el Divino Maestro y prendiéndonos del hilo de luz de su mirada que las alumbra a todas, sigámoslas sigilosamente a través de valles y montañas, de mares y desiertos, en las soledades y en medio de las muchedumbres.

* Vistamos la blanca túnica de los buscadores sinceros de la Verdad, limpiemos la mente de viejos prejuicios, de ideas preconcebidas y de irrazonables fanatismos, para merecer que los sagrados Archivos de la Eterna Luz se abran para nosotros y nos entreguen sin reticencias sus secretos más ocultos? sus historias milenarias? sus poemas de inefable belleza, sus dramas y sus tragedias, que indudablemente las hubo, toda vez que el anuncio del Cristo Mártir no podía fallar:

* ?No serán los discípulos mejor tratados que su Maestro?.

- Importante reflexión me imponen estas palabras que describen cómo los discípulos y amigos del D. Maestro, inician su apostolado cada cual en una dirección y por diferentes caminos, tras quedar sin la sombra del árbol que los cobijara y en cumplimiento del mandato de aquél a quien tanto amaban:

* ?Que no se pierda ni una sola de las almas que me fueron confiadas?

- Transcurridos dos mil años, siguen vigentes en los corazones de los buscadores sinceros, esa importante misión a cumplir; y no hablo sólo de la función de misioneros; hablo como una de esas almas confiadas a Él que desea fervientemente ser salvada y sentirse cercana del Maestro cuyo amor le inspira.

- Es por ello que debemos intentar vestir dentro de nosotros, la blanca túnica de esos buscadores sinceros y en el mismo modo que aquellos leales seguidores aceptaron el compromiso sin condición alguna; es así como debemos aproximarnos a su Amor y su Verdad, haciendo de nuestras debilidades, caídas y errores, maravillosas lecciones que nos proporcionarán el medio para:

* ?Obtener de cada situación, lo mejor que hay en ellas?

- Hasta convertirlas en poemas de superación, que como humo de incienso, se eleve con alegría hasta el Creador como tributo del alma comprometida.

- Me parece percibir el profundo dolor que debieron sentir aquellos fieles seguidores ante el crimen cometido contra la vida del D. Maestro, al no saber comprenderle hasta llegados los últimos momentos. Ese mismo dolor aún lo seguimos sintiendo aquellos que no ven en cada acto, momento o circunstancia, la mano del Creador que en perfección y sabiduría, promete los sucesos subordinados a su Inteligencia Suprema, contra los cuales pretendemos rebelarnos o cuanto menos dolernos, porque no se circunscriben a nuestros deseos, o a los más santos valores de nuestras comprensiones parcas y limitadas subyugadas por la materia.

- Dios Padre Creador no necesita de nosotros para que le defendamos o hagamos apología de su grandeza. -Tampoco que le dirijamos?. ¡Lo que Él nos pide! es que aunemos nuestra vibración a la suya, que dejemos de obedecer los convencionalismos de nuestras mentes y que le busquemos desde nuestro corazón; para que donde no quepa el razonamiento, pongamos un sentimiento de aceptación y amor que nos lleven a la misericordia,? a la compasión y que sea esta vibración, el camino para lograr nuestra rectificación y aproximación a Él.

- ¡No hagamos! lo que pretendemos entender en nuestras mentes limitadas, tomemos de referencia el patrón de comportamiento que Myriam nos dio:

* ?Haced pues lo que creáis más conveniente para todos y lo que más le hubiera complacido a Él?.

- ¡Aún así!... Aquellas gaviotas amorosas del Maestro, dejaban atrás a Júdas de Iskariot mientras éste clamaba desde el profundo dolor de su corazón:

* ?¡Señor! Yo te entregué a la muerte y tú me has devuelto la vista perdida?.

- Y es que no habían,?. -ni hemos aún, aprendido a amar como Él nos había amado y nos sigue amando. Por ello:

* ?Vistamos la blanca túnica de los buscadores sinceros de la Verdad, limpiemos la mente de viejos prejuicios, de ideas preconcebidas y de irrazonables fanatismos, para merecer que los sagrados Archivos de la Eterna Luz se abran para nosotros y nos entreguen sin reticencias sus secretos más ocultos??

- Y sepamos en esto, que no seremos mejor tratados que Él.

- Aún así, podríamos ver con meridiana claridad, la diferencia gráfica de las actitudes humanas frente a estas situaciones de no aceptación, ante la incertidumbre o contrariedad de lo que pensamos o nos inquieta en la figura de Vercia, que a pesar del desplome de la ilusión que le llevó a Palestina, supo ver el fulgor en la luz de la lámpara eterna del Ideal del Gran Hessus traída por el Mesías con la promesa del Amor unificador y universal. En cambio su tío Bremen que sólo daba alimento a su propia razón aún siendo correctos sus motivos en el plano humano, se privaba por su baja vibración, de la fe y la comprensión profunda que sólo proporciona el sometimiento y subordinación de nuestro sentir.

- Y es que, a pesar de que todas las golondrinas le amaban; la bandada era grande,... y no todas tomaron la misma ruta.


Rafael
Ver perfil de usuario Enviar mensaje privado Enviar email
El Vuelo de las golondrinas
Foros de discusión » LA OBRA
Puede publicar nuevos temas en este foro
No puede responder a temas en este foro
No puede editar sus mensajes en este foro
No puede borrar sus mensajes en este foro
No puede votar en encuestas en este foro
Todas las horas son GMT + 1 Hora  
Página 1 de 1  

  
  
 Publicar nuevo tema  Responder al tema  


Powered by phpBB © 2001-2004 phpBB Group
phpBB Style by Vjacheslav Trushkin