Temas
  Crear una cuenta PRINCIPAL  -  Tu Cuenta  -  Temas  -  Foros -  WebChat  
 
Login
Nickname

Contraseña

¿Todavía no tienes una cuenta? Puedes crearte una. Como usuario registrado tendrás ventajas como seleccionar la apariencia de la página, configurar los comentarios y enviar los comentarios con tu nombre.

 
M E N Ú

PRINCIPAL
Tu cuenta
Lista de miembros
Temas
Archivo de noticias
Foros
Sección especial
Enlaces de interés


 
Citas
No escojas las palabras en las que veas claramente la verdad, porque ésta la proporcionan mejor las palabras.
         Emerson

 
Efemérides
¿Qué sucedió tal día como hoy?


 
Search



 
Hits
Hemos recibido
5673353
impresiones desde September 2002

El Cristo Instructor de Humanidades: Forums

FOROS: EL CRISTO, INSTRUCTOR DE HUMANIDADES :: Ver tema - Monismo
FOROS: EL CRISTO, INSTRUCTOR DE HUMANIDADES

Tu casa en la red
modules.php?name=Your_Account&redirect=index modules.php?name=Forums&file=profile&mode=register modules.php?name=Forums&file=faq modules.php?name=Members_List&file=index modules.php?name=Forums&file=search modules.php?name=Forums&file=index

Foros de discusión » ESPIRITUALIDAD » Monismo
Publicar nuevo tema  Responder al tema Ver tema anterior :: Ver tema siguiente 
Monismo
MensajePublicado: Fri Dec 03, 2004 5:47 am Responder citando
Jaem
Miembro
Miembro
Registrado: Mar 29, 2004
Mensajes: 4
Ubicación: Perú




Queridos hermanos, deseando compartir con Uds. algo de la lectura de la magna obra la Gran Síntesis de Pietro Ubaldi, por la alta luz que nos devela, transcribo adjunto aquel cap. titulado "Monismo".
En los albores de una nueva civilización llega una voz inconfundible a los corazones. Espero que su lectura nos pueda servir de ayuda en el despertar a esos caminos del amor y elevación espiritual que vamos buscando.


““Aproximémonos todavía más a la cuestión por desarrollar. Eran necesarias estas premisas para acompañaros hasta aquí. Observad cómo procedo en el desarrollo de mi pensamiento. Voy avanzando según una espiral que estrecha gradualmente sus volutas concéntricas y, cuando torno a pasar por el mismo orden de ideas, toco ese radio, que parte del centro, en un punto cada vez más próximo a él; y hacia dicho centro guío vuestro pensamiento. En la presente exposición parto de lo externo y voy hacia lo interior; de la materia, que es la realidad de vuestros sentidos, al espíritu, que contiene una realidad más verdadera y más alta; marcho de la superficie a lo profundo, de la multiplicidad fenoménica al Principio Uno que la rige. Por eso he llamado a este tratado: “La Gran Síntesis”.
Estoy en el otro polo del ser, en el extremo opuesto de aquel en que vosotros estáis: vosotros - racionales - sois análisis; yo – intuitivo – (contemplación, visión), soy síntesis. Pero ahora desciendo hasta vuestra psicología racional de análisis, la tomo como punto de partida, para así llevaros a la síntesis, punto de llegada. Parto de la forma para explicaros el oscuro impulso palpitante, el motor que la anima, tenazmente arraigado en el misterio. Penetro, resumo y reduzco a un monismo absoluto el inmenso detalle del mundo fenoménico, tan vasto si lo multiplicáis por el infinito del tiempo y del espacio; la multiplicidad de los efectos, en los cuales, trabajosamente y después de larga y paciente búsqueda, la ciencia ha encontrado algunas leyes, la canalizo por las vías que conducen convergentes al Principio único. De un mundo que os puede parecer caótico haré - para vuestras mentes - un organismo completo y perfecto. La complejidad que os espanta será llevada y reducida á un concepto central único y simple, a una Ley única que todo lo rige.
Podéis llamar Monismo a esto; tened presente los conceptos más que las palabras. La ciencia creyó a veces haber descubierto y creado un concepto nuevo sólo porque acuñaba una nueva palabra. Y el concepto es éste: como del politeísmo habéis pasado al monoteísmo, es decir a la fe en un solo Dios (pero siempre antropomórfico, en cuanto realiza una creación suya fuera de sí), ahora pasáis al Monismo, vale decir, al concepto de un Dios que “es” !a creación. Leed todavía antes de juzgar. Haré brillar en vuestras mentes un Dios más grande aún de lo que habéis sabido concebir. Del politeísmo al monoteísmo y al monismo, se dilata vuestra concepción de la Divinidad. Este tratado es, en consecuencia, el himno de su gloria.
Siento ya esta síntesis suprema en un destello de luz y de alegría. A esa meta quiero conduciros, también a vosotros, a través del estudio del funcionamiento orgánico del universo. El tratado se os aparecerá así como una progresión de conceptos, una ascensión continua por aproximaciones graduales y sucesivas. Podrá pareceros también como un viaje del espíritu, y es verdaderamente él gran viaje del alma que retorna a su Principio, de la criatura que vuelve al Creador. Todo horizonte nuevo que la razón y la ciencia os han mostrado, no ha sido sino la ventana abierta hacia un horizonte todavía más lejano, y así sucesivamente, siempre; pero os indicaré el último término, que está en lo hondo de vosotros mismos y en el cual el alma reposa. Volveremos a levantarnos de las ramificaciones de los efectos últimos, progresando desde la periferia hacia el centro, al tronco de la Causa Primera que en aquellos se multiplica.
En vuestro mundo, está la realidad fraccionada por barreras de espacio y tiempo; la unidad aparece como pulverizada en lo particular; vemos el infinito resquebrajarse, dividirse, corromperse en lo finito, lo eterno en lo caduco, lo absoluto en lo relativo. Pero recorreremos el camino inverso a este descenso y tornaremos a encontrar aquel Infinito que no podría la razón darnos nunca, porque el análisis humano no puede recorrer la serie de los efectos por todo el espacio y por la eternidad toda, y no dispone de aquel infinito por el cual es necesario multiplicar lo finito para obtener la visión de lo Absoluto.
El objetivo de este viaje consiste en dar al hombre una nueva conciencia cósmica, una conciencia que le haga sentir no ya sólo que él es indestructible y eterno - que es miembro de una humanidad que comprende todos los seres del universo - sino que representa asimismo una fuerza y le corresponde una misión importante en el funcionamiento orgánico del mismo universo. Vivís para conquistar una conciencia cada vez más vasta. El hombre﷓rey de la vida sobre el planeta Tierra - ha alcanzado una conciencia individual propia que es premio y victoria. Está construyendo una más amplia: la conciencia colectiva que lo organiza en unidades nacionales; y se fusionará en una unidad espiritual todavía mayor: la humanidad. Pero yo arrojo la semilla de una conciencia universal, la única que os dará la visión de la totalidad de vuestros deberes y derechos, y podrá justamente guiar toda vuestra acción, aparte de resolver todos vuestros “por qué”. Este camino, que parte de vuestro conocimiento científico humano, llegará también a conclusiones de orden práctico, individual y social. El exponer las leyes de la vida tiene por objeto enseñaros normas más completas de conducta. Sabiendo ver en el abismo de vuestro destino, sabréis obrar cada vez más altamente.
He aquí trazada la vía que hemos de seguir. Y la seguiremos no sólo para saber sino además para obrar. Cuando se haya hecho luz en la mente, deberá el corazón encenderse de pasión para marchar tras la mente, que ha visto.
Ascensión es la idea dominante. Dios es el centro. Este tratado representa más que una gran síntesis científica y filosófica; se trata de una revolución introducida en vuestro sistema de investigación, una dirección nueva dada al pensamiento humano para que, después de este impulso, pueda él canalizarse en una nueva senda de conquistas; es una revolución que no destruye ni niega llevando la arbitrariedad y el desorden, sino que afirma y crea, guiándoos hacia un orden y un equilibrio cada vez más completos y complejos, hacia una ley cada vez más fuerte y más justa.
Pues bien, para ayudar a nacer en vosotros esa nueva conciencia que está a punto de aparecer, para estimular esa transformación vuestra que es inminente y que impone la evolución, de la fase humana a la suprahumana, os enseño un método nuevo de investigación por los caminos de la intuición, os indico la posibilidad de una nueva ciencia, vuestra nueva ciencia, conquistada mediante el sistema de los místicos, y por la cual los fenómenos son penetrados con una nueva sensibilidad, vuestra nueva sensibilidad, abriendo las puertas del alma además de las puertas de los sentidos; del alma, de la cual os habré enseñado todos sus insospechados recursos y todos los medios de percepción directa; los fenómenos no son de tal modo vistos u oídos ni tocados por un Yo cualquiera, sino sentidos por un ser transformado en delicadísimo instrumento de percepción, porque está sensitivamente evolucionado, refinado en su sistema nervioso, y sobre todo perfeccionado moralmente. Una ciencia nueva, conducida por los caminos del amor y de la elevación espiritual, es la ciencia con la cual el superhombre que está a punto de nacer fundará la nueva civilización del tercer milenio .””


Con un fraternal saludo,
jaem

_________________
James
Ver perfil de usuario Enviar mensaje privado Enviar email
Monismo
MensajePublicado: Mon Dec 06, 2004 10:03 pm Responder citando
carlosalejandro
Moderador
Moderador
Registrado: Jun 13, 2004
Mensajes: 200
Ubicación: Argentina




Querido hermano Jaem:



Muy acertada tu elección del tema :"Monismo", perteneciente a la colosal obra "La Grande Síntesis" de Pietro Ubaldi. Leyéndola y tratando de profundizarla, se aclaran en nuestras mentes aquéllos conceptos oscuros que no habían sido iluminados por estas sublimes enseñanzas de este gran apóstol del Maestro Antulio, y que por esa condición elevadísima, fuera el canal receptor de la Sabiduría del Gran Maestro Atlante para transmitirla en esta hora de la evolución humana. Después de milenios, nos llegan esos conocimientos sagrados, hecho probatorio de que: a): la Luz Eterna conserva en sus ondas, hasta la más pequeña irradiación de los pensamientos y obras de un Mesías; b): cuando llega el momento esas vivencias son nuevamente llevadas a la luz pública para que el ser humano que esté en las debidas condiciones, pueda recibirlas y asimilarlas; c) nuestros tiempos de encarnados, no son coincidentes con los movimientos espirituales, los cuáles se producen siempre en los instantes justos que marcan sus manifestaciones, ni un segundo antes, ni un segundo después.



Felicidades, y un fuerte abrazo fraternal para ti.-

carlosalejandro

_________________
Carlos V.
Ver perfil de usuario Enviar mensaje privado Enviar email
Monismo
Foros de discusión » ESPIRITUALIDAD
Puede publicar nuevos temas en este foro
No puede responder a temas en este foro
No puede editar sus mensajes en este foro
No puede borrar sus mensajes en este foro
No puede votar en encuestas en este foro
Todas las horas son GMT + 1 Hora  
Página 1 de 1  

  
  
 Publicar nuevo tema  Responder al tema  


Powered by phpBB © 2001-2004 phpBB Group
phpBB Style by Vjacheslav Trushkin