Temas
  Crear una cuenta PRINCIPAL  -  Tu Cuenta  -  Temas  -  Foros -  WebChat  
 
Login
Nickname

Contraseña

¿Todavía no tienes una cuenta? Puedes crearte una. Como usuario registrado tendrás ventajas como seleccionar la apariencia de la página, configurar los comentarios y enviar los comentarios con tu nombre.

 
M E N Ú

PRINCIPAL
Tu cuenta
Lista de miembros
Temas
Archivo de noticias
Foros
Sección especial
Enlaces de interés


 
Citas
La persona que concuerda con todo lo que tu dices, o no está poniendo atención, o se propone venderte algo.
- Bud Holiday

 
Efemérides
¿Qué sucedió tal día como hoy?


 
Search



 
Hits
Hemos recibido
5124903
impresiones desde September 2002

El Cristo Instructor de Humanidades: Forums

FOROS: EL CRISTO, INSTRUCTOR DE HUMANIDADES :: Ver tema - TRES ENCUENTROS
FOROS: EL CRISTO, INSTRUCTOR DE HUMANIDADES

Tu casa en la red
modules.php?name=Your_Account&redirect=index modules.php?name=Forums&file=profile&mode=register modules.php?name=Forums&file=faq modules.php?name=Members_List&file=index modules.php?name=Forums&file=search modules.php?name=Forums&file=index

Foros de discusión » ESPIRITUALIDAD » TRES ENCUENTROS
Publicar nuevo tema  Responder al tema Ver tema anterior :: Ver tema siguiente 
TRES ENCUENTROS
MensajePublicado: Mon Jun 09, 2014 9:50 pm Responder citando
carlosalejandro
Moderador
Moderador
Registrado: Jun 13, 2004
Mensajes: 200
Ubicación: Argentina




TRES ENCUENTROS:

 
?Todos los sedientos venid a mis aguas, dice Jehová. Inclinad vuestro oído y venid a Mí. Oíd y vivirá vuestra alma y haré con vosotros pacto eterno, como hice misericordias a David después de su pecado.?
?Buscad a Jehová mientras puede ser hallado. Llamadle en tanto que  esté cercano. Deje el impío su camino, y el hombre inicuo sus pensamientos, y vuélvase a Jehová que tendrá de él misericordia y será amplio en perdonar?.
?Porque mis pensamientos no son vuestros pensamientos, ni vuestros caminos, mis caminos, dice Jehová?.

Profeta Isaías - 55

 
A la persona que encontramos en el camino podemos denominarla causalidad, término que proviene de ?causa?, o bien - para quién no acepte este concepto - la podemos llamar casualidad, es decir un hecho fortuito que se produce por azar: se dice una casualidad, algo que no estaba previsto y que se produce más allá de nuestra voluntad.
Aunque ambos términos parezcan antagónicos, pienso que no lo son, ya que ambos ? causalidad o casualidad, tienen el mismo sello con dejo a una misteriosa y compleja red de pequeños nudillos que está tendida en forma invisible alrededor de nuestras vidas. Las infinitas coincidencias que deben darse para que un hecho se produzca: lugar, momento propicio, seres intervinientes, etc.- ¡Ah!, si nuestros ojos estuvieran capacitados por la evolución biológica para ver los mundos infinitos y los seres que nos rodean, ese misterioso entramado que son los caminos por los cuáles transitamos en la vida terrenal.
??????????


Por ejemplo, en el verano del año 2010, con una hermana de FCU, fuimos a un sitio comercial de ropas, donde venden con precios muy accesibles. Rosa Ruiz era quién conocía el lugar, por lo tanto ella guiaba la comercial excursión. Pero, ¡oh! ?travesuras de la vida? en sus extrañas concatenaciones de las cosas: Rosita se equivocó de ruta. Nos apercibimos al comprobar que caminábamos pero no llegábamos. Vimos a una mujer que esperaba algún autobús en la parada. En pleno verano, la mujer de muy agradable aspecto, vestía una especie de uniforme con blusa blanca que portaba insignias como de grado militar, falda azul, zapatos negros. Me di cuenta que se trataba de una oficial del Ejército de Salvación y, al acercarnos para que nos orientara, le dije: ?The Salvation Army?. La señora, complacida y sonriente, me respondió: ?efectivamente?. Rosa entonces la consultó y muy amable esta mujer nos explicó que íbamos hacia el lado contrario y que teníamos que volver sobre nuestros pasos, lo que hicimos. Pero después de agradecer su deferente actitud, por un impulso interno, le dije: ?¡Cuántos millones de seres han alimentado ustedes, los del Ejército de Salvación!. Recuerdo los films mostrando las inmensas filas de gente que recibía la comida en New York que The Salvation Army les daba durante la Gran Depresión y su tremenda crisis de los años ·30, y luego, lo mismo en la Europa devastada por la Segunda Guerra Mundial...? La oficial con cierta emoción me dijo: ?Es lo que seguimos haciendo siempre, es nuestra misión llevando el mensaje de Cristo?. Nos despedimos sintiendo que ?algo? había sucedido. Con Rosita estuvimos de acuerdo que su error de orientación sucedió solamente para encontrarnos con esa persona representante de una Institución de bien público de orden mundial.
Un contacto espiritual y físico que ? por alguna causa superior ? debíamos realizar en ese día de Enero de 2010, y en ese preciso momento. Todos somos obreros del Cristo si nos disponemos para ello, en el lugar donde la Ley nos coloque. Por esa razón, es bueno mantenerse alerta ya que no sabemos cuando se presentan las ocasiones de servir a la Ley Divina. ?Ninguno conoce el momento en que se presenta el Hijo del Hombre?, si al amanecer, al ocaso o como ladrón en la noche. Es como una espada de dos filos que hiere de repente, dice el Evangelio?.
Volví el rostro y observé que la mujer nos seguía con su mirada.
La saludé con mi mano, y ella hizo lo propio. Casi seguramente no volveremos a encontrarnos otra vez en este plano de existencia. De ahí la conveniencia de aprovechar cada uno de los infinitos instantes que componen el itinerario de nuestras vidas de encarnados. El Tiempo es la suma de los instantes, pero en cada instante late la Eternidad.
?En el útero de la eternidad, se gestan los sucesos que el tiempo debe parir? (Pensamiento de Yago, personaje fundamental de la obra clásica ?Otelo? de W. Shakespeare)

¡Arcanos del Altísimo!


000000000000000000000000000000000000000000000000


Hace un tiempo, reinante todavía el siglo XX en sus años finales, un amigo me presentó a un hombre que necesitaba hacer alguna tarea a fin de incrementar su entrada mensual de dinero, proveniente de una magra jubilación. En esos momentos, yo precisaba que alguien pasara en el sistema Word unos trabajos literarios de mi cosecha. (Todavía yo no manejaba las ?temidas computadoras? que, creía, como tantas personas de edades avanzadas, que eran artilugios imposibles de llegar a utilizar, y me refugiaba en las -ahora- obsoletas máquinas de escribir que tanto sirvieron al ser humano en recientes pasadas  épocas.

El caso fue que Juan Carlos Giordano, dominaba bastante bien el lenguaje binario, de manera que enseguida nos lanzamos a la tarea en los ?cyber?. De resultas de esta relación de trabajo, nació una buena y muy agradable amistad entre nosotros. Giordano, al leer mis escritos y escuchar mis conceptos de la ciencias espirituales, se entusiasmó y, poco a poco, me reveló que él pertenecía a una logia masónica donde había alcanzado el grado 18 (Príncipe Rosacruz) y, como consecuencia, había dirigido ?un Taller o Logia masónica?. Bueno, ¡para qué!....de ahí y darle a leer ?Arpas Eternas? hubieron pocos pasos. Mi nuevo amigo quedó deslumbrado al leer esta joya inmarcesible de la más alta espiritualidad, y, a raíz de esta hermosa circunstancia nació una cada vez más profunda relación afectiva. Pero este entrañable amigo estaba pasando por situaciones muy duras en la faz económica, y donde vivía (una especie de pensión), su dueña la puso en venta para retirarse al interior del país. La Divina Protección acudió en nuestra ayuda, y la esposa de un primo mío, abogada del gobierno de la ciudad de Buenos Aires en esos años, consiguió para Giordano una plaza en un Hogar Municipal donde, en ese tiempo, los asilados estaban bien atendidos, tenían allí su hogar, buena alimentación, atención médica, etc. Por parte mía fui pagando su trabajo a Giordano, y muchas veces comíamos juntos y siempre conversando sobre las Obras de Fraternidad Cristiana Universal y temas afines, con mucha profundidad. Recuerdo que en varias oportunidades, el querido amigo se emocionaba hasta las lágrimas durante esas largas charlas, y porque no decirlo, yo también. La sublime irradiación que trasuntan las Obras canalizadas por la gran servidora del Divino Maestro, Jesús de Nazaret el Cristo, por pura misericordia, se manifestaba de pronto y una gloriosa emoción se apoderaba de nosotros dos. ?Donde dos o más estén reunidos en Mi Nombre, Yo estaré presente en medio de ellos?, afirmó el dulce Rabí de Galilea. Y nosotros, minúsculos átomos del Infinito, comprobábamos la bella realidad de esa promesa del Salvador.

En una de esas fraternas ?tenidas?, Giordano me reveló un hecho notable de su ya larga vida. Cuando tenía catorce años, tuvo un accidente andando en bicicleta; un vehículo lo rozó, él cayó y golpeó su cabeza contra los adoquines de la calle. Enseguida, atendido por un farmacéutico que presenció lo ocurrido desde su negocio, mi amigo se recuperó prontamente. Sin embargo, pasados unos días del accidente, Giordano notó preocupado que ?no era él mismo?, a veces al mirarse en el espejo, no se reconocía, y comenzó a experimentar en su ser interno cambios pronunciados; por ejemplo, una atracción casi obsesiva por la música clásica que hasta entonces no había experimentado. No dijo nada a sus padres para no alarmarlos, pero recordó que su tío, Carlos Castiñeiras, era un profundo conocedor de todo lo relacionado con la Psiquis y las ciencias ocultas, dado que era miembro importante de la ?Vanguardia Teosófica?, seguidor de la Escuela fundada por la maestra Blavatsky.  Fue a verlo y la respuesta del pariente espiritualista resultó sorprendente. Le dijo que ese accidente fue causado por una ley propia de su vida para que el espíritu de un Iniciado tomara su mente y lo condujera por el camino de la Luz y la Sabiduría. A partir de esta revelación, profundizamos nuestra relación, los estudios y la práctica de la Ciencia del Conocimiento Superior que, en su génesis y praxis, resulta ser ?el saber de uno mismo, del infinito mundo interior, que es el Arca Sagrada, el Templo Interno donde mora el Cristo, la divina partícula que debemos encontrar para refundirnos con Ella en una simbiosis inmortal. ?Conócete a ti mismo, y conocerás a las estrellas, a las esferas y los dioses?, decía la inscripción en el frente del Templo de Delfos, en la Grecia de la edad dorada, herencia de la Escuela del gran Iniciado, el Maestro Antulio de Manh-Etell, en la cuarta manifestación mesiánica del Espíritu Luz en este planeta Tierra.
Éstos eran los temas que solíamos desarrollar cuando nos reuníamos con Giordano.

Así proseguimos con nuestras vidas. Juan Carlos pudo asistir a alguna reunión de lectores de las Obras de F.C.U. en Buenos Aires.  Otro lado de la personalidad de este noble ser era el artístico. Notable músico, había compuesto un sistema musical que facilitaba grandemente el aprendizaje del pentagrama y de las complejidades surgidas al avanzar en los estudios de este divino arte.
Cuando ? en años prósperos ? Giordano vivía en los EE.UU., se reunió en New York con un prestigioso músico norteamericano con quién estuvieron una semana trabajando en dicho método. Es interesante destacar que un ascendiente suyo, Umberto Giordano fue uno de los grandes de la operística italiana, autor de varias óperas, siendo dos de ellas por las cuáles es reconocido: ?Fedora? y la más relevante ?Andrea Chenier? basada en la vida del poeta revolucionario francés, que muere en la guillotina del Terror junto a su amada. La escena final, cuando los amantes suben a la carreta que los llevará al suplicio, la música de la partitura, el dramatismo de la escena y el romántico sacrificio de la amada de Chenier que elige ir a la muerte junto a su amado por puro amor, es de una belleza inmortal.

La salud de Juan Carlos se fue deteriorando de manera progresiva, y optó por no salir del Hogar. En sus años postreros, pasaba sus días escuchando música clásica y trabajando en un ordenador con temas teóricos de su método musical de enseñanza. En el año 2008, Juan Carlos Giordano partió un día para los planos de las almas.

Cita final: en el tiempo en los cuáles se encontraba bien de salud y podíamos vernos con frecuencia, cierta vez planteó algo que lo perturbaba referido al emblema de las enseñanzas del Maestro, aquél ?Ama a Dios con toda tu alma y corazón, y ama a tu prójimo tal como te amas a ti mismo?. Me decía Giordano lo siguiente: ?el caso es que yo no me amo a mi mismo, es más, eso me parece un rasgo de vanidad?.
Arduo el problema, pero la respuesta mía ? sugerida por una súbita intuición ? fue más o menos así: ?Juan Carlitos, muchacho, (siempre le decía esas cosas con mucho cariño), tú tienes madre y padre, ¿verdad?, ellos a su vez cada uno tuvieron sus madres y padres, éstos, a su vez, los correspondientes, y así sucesivamente?¿sabes cuántos ascendientes tuyos  podremos contar en esta progresión de pares?.. al final ? si lo tiene ? estas parejas sumarán magnitudes infinitas, ¿no te parece?
Giordano, que poseía una mente matemática bastante lúcida, me interrumpió: ?bueno, sí, va al infinito?pero ¿cuál es el punto??. ?Juanca, el punto es que cada ser está conformado por esa sucesión de los ascendientes que, bien mirado, son las generaciones de los padres, y es a esas generaciones de las que procedemos que debemos amar en nosotros mismos. Con este concepto queda borrado todo vestigio de egoísmo vanidoso, ya que se trata de amar no sólo a uno mismo, sino a miríadas de seres que aportaron sus ?semillas genéticas? para que tuviéramos la personalidad actual.  Asimismo, queda también afirmada la enseñanza Magistral: ?Ama a tu prójimo como a ti mismo?. Son entonces innumerables ?prójimos? o ?próximos? que debemos amar?.

Recuerdo que mi amigo quedó bastante satisfecho con este razonamiento, aunque seguía ?rumiando? para sí mismo. Sólo después que pasaron unos meses, un buen día, de pronto, me dijo que había hecho los números y estudiada la filosofía del tema y que lo aceptaba.
¡Grande Juan Carlos Giordano, inolvidable Hermano de los Tiempos!

Espero que la augusta Ley Divina que rige nuestra vida, nos proporcione la ocasión de reencontrarnos en el eterno Infinito del espacio-tiempo?.

¡Qué la Paz y la Luz Eterna sean contigo siempre!


00000000000000000000000000000000000000000000000000000

Sucedió allá por el año 1956, en una fiestita familiar por el cumpleaños de mi prima Iris que vivía con su madre, mi tía paterna María, en una casita del lindo barrio de Flores, en esta ciudad de Buenos Aires. Un 18 de Junio, día del cumpleaños de Iris, notable pianista, profesora de música y directora coral. ¡Con cuánta elegancia y fraseo interpretaba a Mozart, Chopin y Debussy, sus autores preferidos! Llegué con mis padres al ágape, y luego se incorporaron otros familiares y amigos. Entre ellos llegó un simpático matrimonio que portaba un libro. Brindamos, tomamos té y chocolate con sándwiches y dulces varios, Iris sopló las velitas colocadas en la torta del caso mientras todos cantábamos el tradicional ?feliz cumpleaños Iris?. Una plácida y alegre tarde, plena de cordialidad y muy amena. Iris tocó algunas piezas hermosas de su repertorio que colmaron de belleza la reunión. Una vez retirados casi todos los visitantes, quedamos junto a los dueños de casa, el matrimonio de amigos, mis padres y yo.
Iris, quién bien conocía la inclinación de mis padres y la mía, por las ciencias espirituales, llevó las conversaciones hacia esos temas. El matrimonio demostró su erudición en esos conocimientos, hecho que hizo más intenso y elevado el intercambio de las conversaciones que recuerdo como el tenue agitar de unas alitas luminosas de mariposas revoloteando sobre las flores de un jardín en primavera. Sucedió de pronto que, sin saber cómo, un aroma de rosas se expandió en el ambiente. En esos instantes, el señor ? cuyo nombre no recuerdo ? tomó el libro que había traído y, solicitando nuestro permiso ? lo abrió para empezar a leerlo. Ese libro era ¡ARPAS ETERNAS!. Recuerdo que al escuchar ese nombre sentí una conmoción interna, sin haberlo conocido nunca antes. Todavía hoy, en 2014, veo con ojos evocadores a los esposos llorando de emoción mientras iban leyendo el comienzo de la magna Obra cimera de la espiritualidad, transcripta desde las inmortales Fuentes de la Luz Increada, por la gran servidora del Divino Maestro, Jesús de Nazaret el Cristo, nuestra amada J.R. Luque Álvarez (Mamina). La emoción de la pareja era muy intensa, y nos llegó a todos. Queridos seres de esos dichosos años de mi juventud, Iris, tía María (Mimina), mis padres, si es verdad que el tiempo es una unidad espacial, vuelvo hacia vosotros para recrearme con vuestro amado recuerdo. ¡Qué hermosa gracia nos da el Glorioso Invisible con el don de la memoria!
Ella nos permite revivir momentos de nuestras vidas, que nos han sido otorgados en el curso de la existencia. Padres, Mimina, Iris, los esposos lectores de Arpas Eternas, viven en los planos de la Luz Eterna. Pero sois para mi, una Antorcha siempre viva y encendida que alumbra con sus fulgores, los días de mi vida terrenal.  Ahora, con mis ochenta años, mi alma se solaza y vibra al recordaros, amadas almas del viaje en la eternidad, que la Ley del Inmutable quiso unirnos en una singularidad, en un nódulo del infinito espacio-tiempo-conciencia. ?Aquello que Dios ha unido, nadie puede separarlo?.

Don Alberto Einstein decía, con la profundidad de su pensamiento y su fino humor siempre presente: ?Si hemos de creer a los Físicos, la división del pasado y el futuro, es una ilusión, pero empedernida?.

?El Tiempo es la imagen móvil de la Eternidad? (Platón: ?Timeo?).

El Tiempo, lo Infinito, la Eternidad: ¡Enigmas grandiosos del Absoluto!

De la manera que he relatado quiso la Ley que fuera mi encuentro con las Arpas Eternas que, desde ese venturoso momento, siguen siendo el refugio de mis días y la Esperanza siempre viva de mi alma.

En medio de todas las hecatombes humanas y planetarias, la Palabra del Verbo de Dios, Jesús de Nazaret, el Cristo, permanece incólume y en plenitud de vida, diciendo desde las sublimes páginas de ?Arpas Eternas?: ?SOLAMENTE POR EL AMOR SERÁ SALVO EL SER HUMANO?. ?YO SOY LA LUZ DEL MUNDO Y QUIÉN ME SIGUE NO ANDA EN TINIEBLAS, PORQUE TIENE LUZ Y TIENE VIDA?

Queridos Hermanos, espero que estas modestas líneas surgidas de mi alma os sean propicias. Son un breve recorrido del camino eterno en Tres Encuentros sintetizados en tres etapas, cada una de las cuáles ? como todas las cosas de la Vida ? se corresponden a planos de conciencia que en lenguaje simbólico-espiritual, podríamos asimilar a los planos dimensionales: Físico ? Astral o Etérico (mediador) y Espiritual: Aprendiz ? Compañero ? Maestro, tomados de los conocimientos de las más antiguas Escuelas de Divina Sabiduría y, ya en tiempos más cercanos, de las Cofradías de los Templarios empleadas en las construcciones de las magistrales Catedrales dedicadas a la Madre Universal (Nuestra Señora de Paris, Nuestra Señora de Chatres ? Nuestra Señora de Lyon por nombrar las más conocidas).

En el primer encuentro, se produce un intercambio psíquico, vibratorio y físico con una mujer que representa a una célula de un organismo o cuerpo, en este caso específico, el Ejército de Salvación, entidad de bien público, afirmada en los evangelios y extendida por muchas naciones del mundo. En suma, se transmitió un mensaje fraternal de modo, digamos ?causal?, sin intervenir para nada una planificación anterior. (Plano físico)

El segundo pasaje o escalón del relato, detalla un encuentro más profundo y extendido en el tiempo, con un adepto de la Masonería Mundial, Juan Carlos Giordano, que tomamos en nuestro simbolismo como una ?célula? de ese gran organismo. Célula que ? notemos esto ? es iluminada y penetrada por la divina irradiación Crística, que se produce cuando Giordano lee e incorpora a su Íntimo, las enseñanzas magistrales de Arpas Eternas. (Plano Astral o Etérico) Intermediario.

Finalmente, el círculo virtuoso del recorrido, es sublimado por nuestro encuentro con el libro- base de las revelaciones y enseñanzas para las generaciones de Nueva Edad de la humanidad que va expandiendo su conciencia dentro de la Sabiduría y la Ley del amor universal. (Plano Espiritual).

¡Gracias al Divino Maestro que me permite volver a escribir estas colaboraciones para la página web de nuestra querida Fraternidad Cristiana Universal! Y mi agradecimiento para vosotros que tenéis la deferencia de leerlas.

Recibid todos, mi más entrañable y fuerte abrazo fraternal.

PAZ  ESPERANZA y  AMOR


Carlos Alejandro
Junio de 2014-06-07
Buenos Aires, Argentina.
Ver perfil de usuario Enviar mensaje privado Enviar email
TRES ENCUENTROS
Foros de discusión » ESPIRITUALIDAD
Puede publicar nuevos temas en este foro
No puede responder a temas en este foro
No puede editar sus mensajes en este foro
No puede borrar sus mensajes en este foro
No puede votar en encuestas en este foro
Todas las horas son GMT + 1 Hora  
Página 1 de 1  

  
  
 Publicar nuevo tema  Responder al tema  


Powered by phpBB © 2001-2004 phpBB Group
phpBB Style by Vjacheslav Trushkin