Temas
  Crear una cuenta PRINCIPAL  -  Tu Cuenta  -  Temas  -  Foros -  WebChat  
 
Login
Nickname

Contraseña

¿Todavía no tienes una cuenta? Puedes crearte una. Como usuario registrado tendrás ventajas como seleccionar la apariencia de la página, configurar los comentarios y enviar los comentarios con tu nombre.

 
M E N Ú

PRINCIPAL
Tu cuenta
Lista de miembros
Temas
Archivo de noticias
Foros
Sección especial
Enlaces de interés


 
Citas
No existe una mejor prueba del progreso de la civilización que la del progreso de la cooperación.
         J. S. Mill

 
Efemérides
¿Qué sucedió tal día como hoy?


 
Search



 
Hits
Hemos recibido
5124151
impresiones desde September 2002

El Cristo Instructor de Humanidades: Forums

FOROS: EL CRISTO, INSTRUCTOR DE HUMANIDADES :: Ver tema - Revelaciones de Arpas E. María no fue a Belen por el censo.
FOROS: EL CRISTO, INSTRUCTOR DE HUMANIDADES

Tu casa en la red
modules.php?name=Your_Account&redirect=index modules.php?name=Forums&file=profile&mode=register modules.php?name=Forums&file=faq modules.php?name=Members_List&file=index modules.php?name=Forums&file=search modules.php?name=Forums&file=index

Foros de discusión » ESPIRITUALIDAD » Revelaciones de Arpas E. María no fue a Belen por el censo.
Publicar nuevo tema  Responder al tema Ver tema anterior :: Ver tema siguiente 
Revelaciones de Arpas E. María no fue a Belen por el censo.
MensajePublicado: Sat Sep 10, 2011 7:15 pm Responder citando
izaza
Miembro
Miembro
Registrado: Sep 11, 2004
Mensajes: 61
Ubicación: México




Dos pasajes obligados en los Evangelios son, el de la visita de la Virgen María embarazada, a la Santa Isabel, madre de Juan el Bautista, también embarazada, y el de la salida a Belén de María y José en acato de la convocatoria romana para el empadornamiento de los originarios de Belen.

"Lucas 1, 39-45. Adviento. En aquellos días, se levantó María y se fue con prontitud a la región montañosa, a una ciudad de Judá; entró en casa de Zacarías y saludó a Isabel. Y sucedió que, en cuanto oyó Isabel el saludo de María, saltó de gozo el niño en su seno, e Isabel quedó llena de Espíritu Santo; y exclamando con gran voz, dijo: «Bendita tú entre las mujeres y bendito el fruto de tu seno; y ¿de dónde a mí que la madre de mi Señor venga a mí? Porque, apenas llegó a mis oídos la voz de tu saludo, saltó de gozo el niño en mi seno. ¡Feliz la que ha creído que se cumplirían las cosas que le fueron dichas de parte del Señor!»"

"Lucas (2:1-5) explica cómo José y María viajaron desde Nazaret hasta Belén obedeciendo un decreto de César Augusto que ordenaba un empadronamiento general.

Arpas Eternas no cita la visita a Isabel y si narra la salida de María y José a Belén pero con el fin de huir de las murmuraciones de sus vecinos. En el pasaje "LA GLORIA DE BETLEHEM", relata:

>>Y la curiosidad femenina tejía redecillas sutiles, obra de imaginaciones de mentes sin cultivo y sin lucidez. La dulce Myriam acosada a preguntas, iba entristeciéndose y alarmándose, al ver que su casita-templo, era tomada como escenario de algo que aquellas buenas gentes no acertaban a comprender, y Joseph tomó la medida prudente y discreta de llevarse a Myriam a Betlehem, a casa de Elcana, unido en matrimonio con Sara, hermana menor de Ana su madre, los cuales tenían un verdadero culto por la virtuosa y bella sobrina.<<

>>Joseph había tratado el viaje con la caravana de mercaderes que bajaba periódicamente desde Cesárea de Filipo a Jerusalén, y que hacía descanso junto a la fuente, en las afueras de Nazareth.<<

>>Y cuando la luna llena estaba en el cenit, Joseph y Myriam montados sobre un camello seguían la caravana rumbo al sur, mientras los niños de Joseph al cuidado de una parienta, continuaban encendiendo la lumbre bajo aquel techo enmohecido por los años, y que tantas bellezas había visto pasar en los siete meses de preparación para el gran acontecimiento...<<

>>...Y después de tres días de marcha, Joseph y Myriam se encontraron en la ciudad de David, el místico rey pastor, que al son de una lira de oro cantaba salmos de alabanzas a Jehová y salmos de dolor por sus pecados:¡gritos de angustia clamando piedad y misericordia para sus grandes errores!<<

>>? ¡Myriam... hija de Ana!... ?exclamaba Sara su tía, abrazándola tiernamente en el dintel de su puerta?. ¿Qué gloria es ésta que viene contigo Myriam, mujer escogida del Altísimo?<<

>>Y Myriam fijando en aquella mujer sus grandes ojos llenos de ensueños divinos, dijóle con su dulzura habitual: ? ¿También tú, tía Sara me rodeas de milagros y enigmas? Si escogida fui para ser madre de un profeta, como todas las madres de profetas en esta tierra del Señor donde tantos hubo. ¿Es eso acaso lo que quieres decir?<<

>>?Es que Elcana mi marido, y yo, hemos tenido extraños sueños respecto de ti Myriam, hija de Joachin y de Ana.<<

>>?Entremos, y te lo contaré todo junto al hogar.<<

>>La tía Sara seguida de la joven fueron a sentarse en el banco del hogar, mientras Elcana y Joseph disponían de hospedaje conveniente para Myriam que venía a esperar la maternidad bajo su techo Betlehemita.<<

>>?Soñamos Elcana y yo, que te veíamos de pie en lo alto de un cerro a inmediaciones de Nazareth, y que de tu pecho brotaba un reguero de aguas cristalinas que iba ensanchándose hasta formar un azulado arroyuelo, donde multitud de gentes acudían a beber porque aquellas aguas maravillosas curaban todas las enfermedades.<<

>>?Luego no se te veía a ti, sino sólo al arroyuelo que se tornaba en río caudaloso, y después en un mar de aguas doradas y resplandecientes que inundaban desde Idumea hasta Sidón.<<

?Otra vez soñamos que tú y Joseph entrabais al Templo de Jerusalén para los oficios de Pascua, y que el Templo se llenaba de un rosado resplandor como si hubiera llamas color de amatista por dentro y por fuera. Que vosotros dos salíais, y el resplandor quedaba allí causando estupor los sacerdotes y doctores, porque esa luz vivísima les alumbraba hasta el fondo de sus conciencias, donde encontraban sus pecados al descubierto y pedían perdón y misericordia a Jehová.<<

>>Y por tercera vez soñamos que tú sola, en lo alto de una montaña decías en un clamor que partía el corazón en dos:
"Gentes que pasáis por estos caminos, mirad y decid si hay dolor comparable a mi dolor".<<

>>...Seis siglos antes, Isaías, uno de los más grandes videntes de Israel, había cantado en su arpa de cuerdas de bronce, cuyas vibraciones estremecían las almas:

"Y tú Betlehem de Judá, no eres pequeña, sino grande entre las ciudades de Israel, porque de ti nacerá el Salvador de los hombres".

Que Jesús esté con todos nosotros. izaza.
Ver perfil de usuario Enviar mensaje privado
Revelaciones de Arpas E. María no fue a Belen por el censo.
Foros de discusión » ESPIRITUALIDAD
Puede publicar nuevos temas en este foro
No puede responder a temas en este foro
No puede editar sus mensajes en este foro
No puede borrar sus mensajes en este foro
No puede votar en encuestas en este foro
Todas las horas son GMT + 1 Hora  
Página 1 de 1  

  
  
 Publicar nuevo tema  Responder al tema  


Powered by phpBB © 2001-2004 phpBB Group
phpBB Style by Vjacheslav Trushkin