Temas
  Crear una cuenta PRINCIPAL  -  Tu Cuenta  -  Temas  -  Foros -  WebChat  
 
Login
Nickname

Contraseña

¿Todavía no tienes una cuenta? Puedes crearte una. Como usuario registrado tendrás ventajas como seleccionar la apariencia de la página, configurar los comentarios y enviar los comentarios con tu nombre.

 
M E N Ú

PRINCIPAL
Tu cuenta
Lista de miembros
Temas
Archivo de noticias
Foros
Sección especial
Enlaces de interés


 
Citas
Todos somos aficionados. La vida es tan corta que no da para más
- Charles S. Chaplin

 
Efemérides
¿Qué sucedió tal día como hoy?


 
Search



 
Hits
Hemos recibido
5032932
impresiones desde September 2002

El Cristo Instructor de Humanidades: Forums

FOROS: EL CRISTO, INSTRUCTOR DE HUMANIDADES :: Ver tema - CUENTOS INFANTILES Y SUS RELACIONES CON LA SABIDURIA SAGRAD
FOROS: EL CRISTO, INSTRUCTOR DE HUMANIDADES

Tu casa en la red
modules.php?name=Your_Account&redirect=index modules.php?name=Forums&file=profile&mode=register modules.php?name=Forums&file=faq modules.php?name=Members_List&file=index modules.php?name=Forums&file=search modules.php?name=Forums&file=index

Foros de discusión » ESPIRITUALIDAD » CUENTOS INFANTILES Y SUS RELACIONES CON LA SABIDURIA SAGRAD
Publicar nuevo tema  Responder al tema Ver tema anterior :: Ver tema siguiente 
CUENTOS INFANTILES Y SUS RELACIONES CON LA SABIDURIA SAGRAD
MensajePublicado: Tue May 30, 2006 10:21 am Responder citando
carlosalejandro
Moderador
Moderador
Registrado: Jun 13, 2004
Mensajes: 200
Ubicación: Argentina






CUENTOS INFANTILES Y SUS  RELACIONES CON LA SABIDURIA SAGRADA:


 


Queridos Hermanos: Os propongo casi como en un juego, ahondar un poquito en otros enfoques de las ciencias llamadas ocultas o herméticas. Para ello, tomaremos como referencia algunas narraciones destinadas a los niños en la forma de cuentos, que son universalmente conocidos.


Haciéndolo, comprobaremos una vez más, la vigencia siempre presente de los conocimientos esotéricos que nutren y son las bases de estos relatos que hemos conocido desde la infancia, porque fueron escritos por seres conocedores de estos conocimientos, y que se valían de los mismos, para transmitir en forma muy velada, ciertas enseñanzas espirituales.


Tomamos en primer término a “Blancanieves y los Siete Enanitos”:


El bellamente delicado nombre de la protagonista de esta historia, nos sugiere ideas de blanca pureza y candor. La historia de Blancanieves, no tiene solamente una versión. Se origina como un cuento de Hadas durante la Edad Media. El argumento principal es el mismo, pero hubieron cambios en la forma de presentar el relato.


Por tal razón, tomaremos una línea argumental, que incluye la interpretación que hiciera el genio de Walt Disney en su obra maestra, la película del mismo nombre, porque no altera para nada la esencia del mensaje oculto en la trama argumental. Veamos:


Blancanieves es una hermosísima niña que en el comienzo del cuento tiene siete años de edad, o sea, que ha cumplido el primer septenario que es de fundamental importancia en el desarrollo de los infantes. No hay datos de sus progenitores, salvo que la niña es una princesa, que tiene por madrasta a una reina. La personalidad de esta reina está claramente delineada: es muy bella pero su hermosura física esconde a un ser maligno, de una inmensa soberbia, que la hace creer que es única y que nadie puede rivalizar con ella en belleza y en poderes psíquicos, que efectivamente ella posee pero, en su particular personalidad, son afines a seres de evolución embrionaria muy primitiva que, por tal causa, la mantienen comunicada con entidades oscuras del plano astral más bajo.


Esta reina se vale de un “espejo mágico”, que refleja las formas del plano etérico que emiten las tenebrosas entidades que la dominan telepáticamente y que no le dan ni un instante de sosiego con el fin de que no vea ni sienta nada más que las sugerencias de tales perversas inteligencias del sub-mundo astral.


La reina, obsesionada por su belleza, se admira a sí misma en el espejo mágico, y le pregunta: “Espejito, espejito, dime, ¿quién es la más hermosa de mi reino?. El espejo la complace cuando le responde: “Tú, ¡oh, reina!, tú eres la más hermosa”.


Pero pasando el tiempo, Blancanieves llega a la pubertad. Su belleza se ha afirmado al pasar el tiempo a un grado tal que pareciera ser ultraterrena.


Y no sólo es la hermosura física de Blancanieves, sino su pureza y su inocencia, reflejos de un espíritu incontaminado, luminoso.


Nuestra heroína no conoce el dolor, y nada sabe de la perfidia, de la ira, de la codicia, y menos aún de la envidia y la lujuria. Ella es un ánfora exquisita donde un agua siempre pura y cristalina, solamente refleja la bondad, la calma serena, la belleza y el amor virginal. Lo suyo es un edén paradisíaco dentro del cuál vive como el capullo de una rosa de blanquísimos pétalos, representando a la irradiación primigenia del Ego o Yo Superior, emanado en su hora por la Energía Eterna. Es esa “chispa de vida” que la Obra nos hace conocer en sus sublimes enseñanzas y que, desarrollándose en un plano superior puramente espiritual, en el andar de los tiempos evolutivos, llega a constituirse en un EGO que contiene todas las potencialidades de la Luz y de la Energía que lo irradió dándole la vida. Por eso, Blancanieves, en el relato, vendría a ser Psiquis, el Espíritu Inmortal, criatura de la Eterna Presencia “Yo Soy”. En esta idílica etapa, ella se halla sumida en un estado de conciencia pasiva: es feliz, pero no sabe que lo es, no es consciente de su felicidad. Al no conocer nada del otro aspecto de la vida, no tiene puntos de referencia para comparar y aquilatar experiencias. Ella vive en la luz, mas, al no saber de la oscuridad, no sabe qué cosa es la luz. Existe en la mayor pureza e inocencia. Por tal motivo, sus Siete Centros o Chakras, no están desarrollados y permanecen diminutos, como enanitos, y en tal condición, trabajan y sirven dentro de ese estado virginal.


Como una simple analogía, recordamos el capítulo de “Orígenes de la Civ. Adámica” (Cap. “La Mujer de Alabastro”) que narra la visita al Santuario Kobda de La Paz, sede de Bohindra, Thidalá de la Gran Alianza de las Naciones Unidas y su esposa, la Reina Kobda Ada, del gran Caudillo del Norte Lugal Marada que llega con un enorme séquito y acompañado de su hijo mayor de nombre Eric quién, ante la belleza celestial de Ada, queda subyugado a tal punto que murmura: “Es un arpa viva que exhala notas sin ruido”. Y en un revelador diálogo con un Kobda que entiende su lenguaje, agrega: “Mas el amor pasional humano no se despertó aún en ella y por eso su mirar tiene esa serenidad confiada y única que mis maestros encuentran en los seres ultraterrestres, que flotan por los bosques sagrados durante la evocación de los discípulos avanzados. Grande hombre es el Thidalá que así supo dominar la bestia humana para dejar como ofrenda a la Divinidad esa arpa viva de los dioses.” 


...............................................


Es el caso de nuestra pequeña Blancanieves, cuya pureza le otorga las cualidades de ser como “un arpa viva que pulsan las manos de los dioses”


........................................             ...............................................                   ................................................


Llegados a este punto del cuento, un día sucede lo inevitable. Ante la pregunta de la reina, el espejo del astral le dice la verdad: Tú ¡oh, reina! ¡eres muy bella, pero Blancanieves es mucho más hermosa que tú!


Esta escena nos indica el instante en que el “yo inferior” (representado aquí por la reina) toma conciencia que no es el único, que por el contrario existe otro Yo, el superior, el verdadero. Por ese motivo, la ira de la reina no tiene límites y arroja al espejo mágico, maldiciéndolo.


De inmediato, las fuerzas del mal que la manejan, le sugieren las más terribles ideas de venganza por la afrenta recibida que la hirió en su orgullo y vanidad desmedidos. Hace venir a su presencia a un cazador y le ordena que lleve a Blancanieves a lo más profundo del bosque y que la mate, dándole un cofre para que ponga el corazón de la niña y se lo traiga para comprobar que ha cumplido la orden criminal.


El hombre, lleva con engaños a la hermosa jovencita al bosque, pero ante su belleza e inocencia, no puede asesinarla, y en cambio da muerte a un jabalí, le saca el corazón y lo coloca en el cofre para mostrarlo a la reina. Pero abandona a Blancanieves en plena noche, no sin antes aconsejarle que huya y que corra sin parar para escapar del furor asesino de su madrasta enloquecida por los más bajos instintos.


La jovencita, presa de un pavor enorme, conoce de golpe el lado oscuro del ser humano. No puede comprender la maldad, pero la teme muchísimo, por eso corre desesperada y aterrada por la lobreguez del bosque en medio de la noche. Los búhos la siguen con sus ojos fijos y sus gritos; los grandes árboles le parecen monstruos que la quieren apresar. Pero no para de correr y así atraviesa siete colinasCuando lo hace, llega el día, y la luz solar espanta sus miedos. Observa llena de alegría, que ha arribado a un claro del bosque que es muy bello y alegre; en medio del mismo, una pequeña casita blanca la invita a entrar a descansar de la fatiga. Con mucho cuidado, entra y ve asombrada que allí todas las cosas son muy reducidas: hay una mesita rodeada de siete sillitas, y sobre la misma, siete platitos con siete cubiertos.


Una pequeña escalerilla la conduce a un pequeño dormitorio que tiene siete camitas, tan reducidas que ella las debe juntar para acostarse, y queda profundamente dormida.


Los moradores de la casita, son siete gnomos o enanitos. El relato afirma que ellos son operarios metalúrgicos que trabajan en “una mina de oro”.


Esto nos lleva directamente a los alquimistas que operaban para lograr la “divina transmutación de los metales más toscos en oro purísimo”, y en esas difíciles manipulaciones, si eran verdaderos maestros Iniciados en el Arte, tenían la cooperación de los elementales de la naturaleza que se presentan como gnomos, diminutos seres que ayudan al que hace el Bien y busca la verdad de la Sabiduría Sagrada. Es interesante señalar que los gnomos cubren sus cabecitas con unos simpáticos gorritos en punta algo caída hacia el costado. Estos gorros nos recuerdan a los que usaban justamente los Adeptos durante sus operaciones en los talleres de la alquimia, tomados de la antigua Frigia que usaban los esclavos que habían logrado la libertad, o sea, los llamados “libertos”. Por eso se los denomina con el nombre de “Gorro Frigio”, que simboliza la libertad de pensamiento y de conciencia. En la fachada de la Catedral de Nuestra Señora de Paris, se aprecia una efigie hecha en piedra,  representando a un alquimista que luce dicho gorro, mientras observa con mirada escrutadora el matraz. (*)


(*): 
Tomado de “El Misterio de las Catedrales Góticas” de Fulcanelli.


Esta vestimenta, fue muy popularizada en la Revolución Francesa, como símbolo de la Libertad, Igualdad y Fraternidad, conceptos básicos de ese gran movimiento espiritual, político y social, que cambió la historia de la humanidad. (*): Un dato de interés para quiénes no conozcan la ciudad de Buenos Aires: en su histórica Plaza de Mayo, existe un monumento con forma piramidal, que sostiene una estatua con efigie de una hermosa mujer con el Gorro Frigio representando a la Nación Argentina. La efigie sostiene una lanza en su mano derecha, y con la izquierda un escudo. Ambos forman el número diez (10), y profundizando algo más, podemos ver en el número uno (1) a la letra I, y en el cero (0) a la letra O, que resulta el IO o YO. Demás está decir que quiénes concibieron este monumento, pertenecían a Instituciones que estudian las ciencias herméticas.


.............................................                        ............................................                       ............................................


Cuando los gnomos llegan a su casita, quedan admirados al ver a la dulce niña dormida, que les parece un ángel de los cielos. Y al despertarla, le hablan con tanto amor y delicadeza que Blancanieves los acaricia y les da un besito en la frente a cada uno. Los enanitos quedan enajenados de amor y le piden que nunca se vaya, que viva con ellos en la casita. Ella acepta complacida y les dice que aseará la casa y les hará la comida.


Desde el punto de vista que nos interesa, apreciamos que nuestra protagonista, ha vencido en la lucha por el dominio de su ser. Su Íntimo, después de pasar el peligro de la muerte física, y de atravesar el bosque tenebroso con las siete colinas, representación de los dominios del “yo inferior”, ha tomado real posesión de su “reino interno”, y por eso los siete centros despiertan y le piden al YO que se quede siempre con ellos, porque está en los dominios que le son propios y que son su hogar. Blancanieves (el YO) alimentará a los siete centrosy limpiará y aseará la casa (su cuerpo) Blancanieves se ha Iniciado y ha trascendido al conocer el reverso de la medalla. Ahora comprende a la luz y a su opuesto, la oscuridad, el Bien y el mal. Ha desarrollado su Consciencia.


El bosque y la casita donde vive con sus compañeritos en libertad y serena paz, nos recuerda a los bellísimos pasajes descriptos en “Orígenes de la Civilización Adámica” cuando nos presenta la caverna de Gaudes, el mago atlante miembro de la Hermandad de los Dactylos, donde Sophia y Milcha son apartadas por la Ley Divina de la corrupción del mundo, y así, sus retoños, Adamú y Evana, nacen y crecen en ese ambiente de total  pureza que permite plasmarse a las corrientes espirituales del Bien, para guiar y proteger a los dos niños, destinados por la Ley Superior, a constituirse como progenitores del Espíritu Luz en su hijo Abel, y fundamentos de  una nueva era en el devenir evolutivo de la humanidad terrenal: la Civilización Adámica.


Pero estamos en un mundo que alberga una progenie humana muy primitiva, por eso, existe como contraparte el escabroso bosque y el tétrico castillo de la malvada reina.


Aquí una vez más vemos la sempiterna lucha de las fuerzas de las tinieblas contra las de la Luz. Recordemos que la oscuridad no existe por sí misma, no tiene entidad, porque la misma se debe solamente a la falta de luz. Un rayito de luz, esclarece a la oscuridad, pero ésta no puede apagar por sí a la luz. La luz siempre prevalece, al igual que el Bien. De ahí el furor rabioso de los seres que son parte de la oscuridad y se mueven dentro de esos conos de sombras: no resisten a la luz que las hace desaparecer.


Esta es una lid entablada dentro de la ley de los opuestos, lucha que da impulso al desarrollo evolutivo de los seres que van desde la imperfección hacia la perfección, como percibiera en celestial visión el Patriarca Jacob que vio en estado de éxtasis, una escala infinita que desde la Tierra se elevaba a los cielos, y sus innumerables peldaños albergaban a un sinnúmero de seres que iban subiendo por esa escala.


Retomando el relato, vemos a la reina mirándose en el consabido espejo.


El cazador que enviara para asesinar a Blancanieves, ha conseguido engañarla al presentarle en el cofre el corazón del jabalí que matara en lugar de hacerlo con la jovencita. (En el cuento original, la reina se come el corazón del jabalí, creyendo que es el de su hijastra. Escenas terribles para un relato concebido para un cuento destinado a los niños).


Creyendo que su rival está muerta, le pregunta muy ufana al artilugio mágico. “Dime espejito mágico, ¿quién es la más hermosa de mi reino?”


La respuesta es tremenda para la reina: “Blancanieves, ¡oh, reina! que vive con los siete enanitos, es la más hermosa del reino”. La ira y la sorpresa de la reina es tan grande que sus gritos de odio se escuchan a larga distancia. En ese estado brutal, se mira en el espejo astral, cuyo reflejo la hace ver en su verdadera apariencia: una bruja horripilante cuya risa maléfica hiela la sangre de sus escasos servidores. La idea del crimen ya está alojada en la mente de la bruja-reina. Sus mandantes del bajo astral la guían, y ella va a su oculto laboratorio, donde inyecta un veneno mortal en una hermosa manzana.


Montada en la famosa escoba voladora de la leyenda de brujas (que son representación de viajes psíquicos), llega a la casita donde nuestra protagonista se encuentra sola, y mientras asea el lugar, canta bellas canciones con voz cristalina. Los animalitos del bosque, sienten la dulce vibración de la niña, y se acercan confiados a ella, quién los mima con sus caricias.


La reina bruja llega con aspecto de una ancianita bondadosa, y Blancanieves la deja entrar en la casa, símbolo del descuido en nuestras defensas, cuando por no estar alertas, dejamos que vibraciones maléficas entren en nuestro ser. La bruja, ocultando su odio, le ofrece la manzana envenenada y Blancanieves la acepta y le da un mordisco. De inmediato, cae al suelo con la apariencia de la muerte. Seguramente la leyenda coloca a la manzana, porque el Génesis de la Biblia la señala como el fruto del Árbol de la Ciencia del Bien y del mal, que la serpiente ofrece a la mujer y ella la come, provocando la “caída del Paraíso”.


La reina ríe alborozada y montada en la escoba, huye a su castillo.


A su regreso, los siete enanitos ven desesperados el cuerpo yacente de la amada niña y lloran muy angustiados. Resuelven construir una urna de cristal para que el cuerpito de Blancanieves descanse y ellos puedan ir a mirarla, con la esperanza hondamente sentida que, por un prodigio, ella vuelva a la vida. Notan que al pasar el tiempo, el cuerpo se conserva sin ninguna mácula; antes bien, aparece lozano y su belleza se acrecienta con el agregado que sigue su crecimiento normal. La llevan así dormida en la urna de cristal, a la cima de una de las siete colinas, y la rodean custodiándola con perseverante amor. Las siete colinas, representan a los siete centros; los gnomos la colocan al tope de uno de esos centros, que es el de la glándula pineal, cuyas emanaciones y vibraciones implican a las secreciones hormonales del cuerpo, así como a los estados psíquicos más profundos y elevados. Y los siete centros, en estado de lúcida alerta, permanecen custodiando al YO.


Blancanieves vive, pero en estado cataléptico, como el de una vida física en suspenso. Así las cosas, un día aparece en la colina, un príncipe montando un brioso caballo blanco. El “Apocalipsis” del apóstol Juan, menciona a cuatro caballos. Uno de ellos es blanco, y su nombre es Fiel y Veraz.


En el hermetismo, el caballo blanco representa al Cuerpo Mental Superior, y el que puede montarlo, es el ser que ha obtenido una alta Iniciación que le permite utilizar ese cuerpo vibracional, para escalar las cumbres del mayor Conocimiento de los Arcanos de la Ciencia Sagrada.


El príncipe, al ver a la hermosa criatura dormida queda enamorado, y se llega para darle el beso de amor puro que la devuelve a la vida consciente.


Ambos se unen en matrimonio, y son los monarcas que rigen el Reino (el cuerpo espiritualizado y glorificado por la Divina Irradiación que lo compenetra, haciendo que vibre en las tonalidades de la Luz Eterna.


La reina-bruja, es arrojada para siempre de ese Reino de luz y de amor.


(El “yo inferior” ha sido transmutado y arrojadas las entidades rebeldes al Bien y a la Luz sempiterna).


El príncipe y la princesa son las almas gemelas de un Ego Creador que, por el perpetuo prodigio del amor en su faz más excelsa, los ha unificado en un solo ser.


“El Amor es el mago divino que salva todos los abismos”, decían los Kobdas prehistóricos, sentencia que muchas veces es repetida en la Obra “Orígenes de la Civilización Adámica” psicografiada por J. Rosalía Luque Álvarez (Mamina), y editada por Fraternidad Cristiana Universal.


Bueno queridos hermanos, espero que os haya agradado este minúsculo juego en torno a algunos de los enigmas de este inolvidable cuentito infantil.


Si así fuera, os prometo algunos más de esta índole, esperando no cansaros con estas disquisiciones.


Para todos vosotros, os envío un gran abrazo fraternal.


Carlosalejandro.-




_________________
Carlos V.
Ver perfil de usuario Enviar mensaje privado Enviar email
CUENTOS INFANTILES Y SUS RELACIONES CON LA SABIDURIA SAGRAD
Foros de discusión » ESPIRITUALIDAD
Puede publicar nuevos temas en este foro
No puede responder a temas en este foro
No puede editar sus mensajes en este foro
No puede borrar sus mensajes en este foro
No puede votar en encuestas en este foro
Todas las horas son GMT + 1 Hora  
Página 1 de 1  

  
  
 Publicar nuevo tema  Responder al tema  


Powered by phpBB © 2001-2004 phpBB Group
phpBB Style by Vjacheslav Trushkin