Temas
  Crear una cuenta PRINCIPAL  -  Tu Cuenta  -  Temas  -  Foros -  WebChat  
 
Login
Nickname

Contraseña

¿Todavía no tienes una cuenta? Puedes crearte una. Como usuario registrado tendrás ventajas como seleccionar la apariencia de la página, configurar los comentarios y enviar los comentarios con tu nombre.

 
M E N Ú

PRINCIPAL
Tu cuenta
Lista de miembros
Temas
Archivo de noticias
Foros
Sección especial
Enlaces de interés


 
Citas
Recuerdo incluso lo que no quiero. Olvidar no puedo lo que quiero
- Cicerón

 
Efemérides
¿Qué sucedió tal día como hoy?


 
Search



 
Hits
Hemos recibido
5050532
impresiones desde September 2002

El Cristo Instructor de Humanidades: Forums

FOROS: EL CRISTO, INSTRUCTOR DE HUMANIDADES :: Ver tema - Alianza "Justicia y Libertad"
FOROS: EL CRISTO, INSTRUCTOR DE HUMANIDADES

Tu casa en la red
modules.php?name=Your_Account&redirect=index modules.php?name=Forums&file=profile&mode=register modules.php?name=Forums&file=faq modules.php?name=Members_List&file=index modules.php?name=Forums&file=search modules.php?name=Forums&file=index

Foros de discusión » LA OBRA » Alianza "Justicia y Libertad"
Publicar nuevo tema  Responder al tema Ver tema anterior :: Ver tema siguiente 
Alianza "Justicia y Libertad"
MensajePublicado: Sat Nov 19, 2005 9:23 pm Responder citando
manos
Moderador
Moderador
Registrado: Jan 15, 2005
Mensajes: 115
Ubicación: Girona - España




-No os hagáis ilusiones respecto a mi persona, amigos míos ?dijo por fin-. He venido hacia vosotros porque sé que padecéis persecuciones a causa de vuestras ansias de justicia, de libertad y de paz, esa hermosa trilogía, reflejo de la Inteligencia Suprema que gobierna los mundos.

Mas no creáis que me impulse ambición alguna de ser dirigente de multitudes que reclaman sus derechos ante los poderes civiles, usurpados o no. Soy simplemente un hombre que ama a sus semejantes, porque reconoce en todos ellos a hermanos nacidos de un mismo origen y que caminan hacia un mismo destino: Dios-Amor, justicia, paz y libertad por encima de todas las cosas.

Las mismas ansias de liberación y de luz que os hace exponer vuestras vidas a cada instante, vive y palpita en mi ser con una fuerza que acaso no sospecháis, no obstante yo vivo en tranquilidad y paz, buscando el bien que anhelo por otro camino que vosotros.

Vosotros veis vuestro mal, vuestra desgracia, vuestros sufrimientos, surgiendo como animalejos dañinos de un soberano que usurpó el trono de Israel, y su horrible latrocinio quedó en herencia a sus descendientes; los veis en el poderío romano, cuyas ansias de conquista les trajo hacia estas tierras, como a la mayoría de los países que forman la civilización actual.Pero vuestro verdadero mal no está en todo eso, según el prisma por el cual yo contemplo la situación de los pueblos, sino en el atraso intelectual y moral en que los pueblos viven, preocupados solamente de acrecentar sus bienes materiales, y dar así a su cuerpo de carne, la vida más cómoda y halagüeña que puede imaginarse.

Son muy pocos los que llegan a pensar, en que el principio inteligente que anima los cuerpos, tiene también sus derechos a la verdad y a la luz, y nadie se los da, antes al contrario, se busca el modo de que no los conquiste jamás.

¿No habéis pensado nunca en que la ignorancia es la madre de toda esclavitud? Pensadlo ahora, y poned todo vuestro esfuerzo en luchar contra la ignorancia en que vive la mayoría de la humanidad y habréis puesto al hombre en el camino de conseguir los derechos que con justicia reclama. Bien veis que, todas las rebeliones, los clamores, los tumultos, no han hecho más que aumentar la nómina de vuestros de vuestros compañeros sacrificados al hacha de los poderosos, sin que hayáis conseguido dar un paso hacia la justicia y la libertad.

Ni en las sinagogas ni en el templo, se pone sobre la mesa el pan blanco de la Verdad Divina. Debe cada cual buscarlo por sí mismo y ponerlo en su propia mesa, al calor santo del hogar, de la familia, como el maná celestial caído en el desierto y que cada cual recogía para sí.

¿Cuántos sois vosotros?

-¡Ciento treinta y dos!.. ?se oyeron voces

-Bien; son ciento treinta y dos hogares hebreos o no hebreos, que comerán el pan de la Verdad y beberán el agua del Conocimiento Divino que forma los hombres fuertes, justos y libres, con la santa libertad del Dios Creador que los hizo a todos iguales, llevando en sí mismos, los poderes necesarios para cumplir su cometido en la tierra.

¿De qué, y por qué viven los tiranos, los déspotas, los opresores de los pueblos? De la ambición de unos pocos, y de la ignorancia de todos.

Demos al hombre de la actualidad, la lámpara de la Verdad Eterna encendida por el Creador para todas las almas, y haremos imposibles las tiranías, los despotismos, abortos nefandos de las fuerzas del mal, predominante por la ignorancia de las multitudes.

¡Pero decid Maestro!.. ¿Quién nos sacará de la ignorancia, si en el templo y en las sinagogas se esconde la verdad? ?preguntó la voz del hombre que les abrió la puerta al entrar.

Yo soy un portavoz de la Verdad Eterna ?contestó Yhasua, y como yo están aquí estos amigos que lo son también y al lado de ellos, otros muchos.

¿Os reunís en el panteón sepulcral del rey David para desahogaros mutuamente de vuestros anhelos, rotos en pedazos por la prepotencia de los dominadores? Continuad reunidos para encender la lámpara de la Divina Sabiduría, y preparaos así a las grandes conquistas de la justicia y de la libertad.

Un aplauso unánime indicó a Yhasua que las almas habían despertado de su letargo.

¿Quién sois?.. ¿Quién sois? ?gritaban en todos los tonos.

Me llamo Yhasua, soy hijo de un artesano; estudié la Divina Sabiduría desde niño; soy feliz de mis conquistas en el sendero de la verdad, y por eso os invito a recorrerlo, en la seguridad de que os llevará a la paz, a la justicia y a la libertad.
Arpas Eternas (Tomo II-Yahsua a los 20 años)

Estas palabras pronunciadas por el joven Maestro cuando contaba veinte años de edad, ante quienes desconsolados y resentidos por todas las injusticias de que eran objeto, se reunían clandestinamente en las ruinas de lo que fue la tumba del rey David en la ciudad de Jerusalén, y fueron la clarificación definitiva de los criterios fundamentales de lo que sería la materialización de su postrera jornada mesiánica; al tiempo que iluminaba la comprensión de aquellos buscadores de la justicia, la libertad y la paz, que hicieron de aquel lugar el punto de reunión donde desahogar sus frustraciones por la evidente falta de resultados.

Sus palabras encierran la proclama revolucionaria de liberación, de justicia y de paz que aquellos ciento treinta y dos hombres esperaban oír para aunar definitivamente sus esfuerzos en lo que llamaron ?Alianza de Justicia y Libertad? para la consecución de tan bellos ideales, pero a través de una vía distinta a la que los hombres esperaban; ellos se inspiraban en los resentimientos que destilaban sus muchos sufrimientos, mientras que el Divino Maestro ilumina sus almas revelando como medio de conquista el amor y la comprensión como únicos elementos capaces de generar adelanto intelectual y moral a la humanidad.

Estas palabras como el resto de sus enseñanzas siguen estando plenamente vigentes después de dos mil años, ya que seguimos postergando el principio espiritual que nos anima en beneficio del estado somnoliento de nuestra inteligencia que se mantiene en la ignorancia que le esclaviza, o aquellos que cansados de su dolor y sufrimiento se rebelan ofreciéndose sin saberlo, en holocausto sobre el altar de su propia ira, que proporciona las condiciones adecuadas al poderoso egoísmo para eliminar de raíz el deseo de equidad. Por ello el Divino Maestro nos conmina a todos a la elevación moral de la humanidad bajo su auspicio, para despertar la verdadera sabiduría que destierre por siempre las cadenas de la ignorancia a la que tanto tiempo hemos permanecido sujetos.

Los principios necesarios para conseguir tal hazaña son la ?Verdad y el Conocimiento Divino? y para su obtención no tenemos más que ahondar en nosotros mismos hasta encontrar nuestra fuerza subyacente (principio emanado del Creador), que contiene su verdad y su amor en un plano de igualdad que abarca a todos los elementos de su creación y al alcanzar esa conciencia, la ambición de unos pocos y la ignorancia de muchos, ya no podrá ser terreno abonado para que los déspotas y opresores de la tierra, siembren su entramado sibilino de omnipotencia materialista.

Nada importa el celo con que diferentes estamentos custodian el conocimiento y la sabiduría pues la verdad no puede ser contenida por cerradura ni muro; a esto el Divino Maestro dice: ?Yo soy un portavoz de la Verdad Eterna y como yo, están aquí estos amigos que lo son también y al lado de ellos, otros muchos? y a continuación los conmina para que sus reuniones dejen de ser alimento de frustración y se conviertan en aliento consolador que encienda la lámpara para las grandes conquistas que tanto anhelan en justicia y libertad, pues la sabiduría se desvela y renace a cada instante y en cada alma, al rescoldo de la sencillez del corazón y del amor igualitario a nuestros semejantes. Esta es, la invitación del Maestro para que también nos sumemos a su ?Alianza de Justicia y Libertad?.

Que el amor sea con vosotros.

Rafael
Ver perfil de usuario Enviar mensaje privado Enviar email
Alianza "Justicia y Libertad"
MensajePublicado: Tue Nov 22, 2005 7:55 pm Responder citando
Angeni
Miembro
Miembro
Registrado: Jun 15, 2005
Mensajes: 64
Ubicación: Buenos Aires Argentina




?Alianza de Justicia y Libertad? Son palabras poderosas y solo entran en esa alianza los valientes, los que se enfrentan a sus propios miedos, los que con hacha en mano cortan de raíz las malas hierbas que crecen en su huerto interior, y se ofrecen en holocausto a la Suprema Verdad, la Suprema Justicia convertidos en luz que alumbran con el ejemplo las conciencias de sus hermanos..

Estudiémonos y analicemos nuestras fuerzas así cuando nos pregunten: ¿Quieres entrar en esta Alianza de Justicia y Libertad? Sepamos contestar con la verdad y la plena certeza de que contamos con elementos necesarios para seguir el ideal y convertirlo en realidad.

La Justicia y la Libertad empiezan por uno mismo...

Gracias hermano Rafael y que el Amor se expanda en nuestras conciencias hasta romper las barreras que nos atan e impiden nuestra libertad.

Marbe

_________________
El Maestro es quien te lleva en sus brazos...
Ver perfil de usuario Enviar mensaje privado Enviar email Yahoo Messenger MSN Messenger
Alianza "Justicia y Libertad"
Foros de discusión » LA OBRA
Puede publicar nuevos temas en este foro
No puede responder a temas en este foro
No puede editar sus mensajes en este foro
No puede borrar sus mensajes en este foro
No puede votar en encuestas en este foro
Todas las horas son GMT + 1 Hora  
Página 1 de 1  

  
  
 Publicar nuevo tema  Responder al tema  


Powered by phpBB © 2001-2004 phpBB Group
phpBB Style by Vjacheslav Trushkin