Temas
  Crear una cuenta PRINCIPAL  -  Tu Cuenta  -  Temas  -  Foros -  WebChat  
 
Login
Nickname

Contraseña

¿Todavía no tienes una cuenta? Puedes crearte una. Como usuario registrado tendrás ventajas como seleccionar la apariencia de la página, configurar los comentarios y enviar los comentarios con tu nombre.

 
M E N Ú

PRINCIPAL
Tu cuenta
Lista de miembros
Temas
Archivo de noticias
Foros
Sección especial
Enlaces de interés


 
Citas
No abras los labios si no estás seguro de lo que vas a decir, es más hermoso el silencio.
- Proverbio árabe

 
Efemérides
¿Qué sucedió tal día como hoy?


 
Search



 
Hits
Hemos recibido
5081044
impresiones desde September 2002

El Cristo Instructor de Humanidades: Forums

FOROS: EL CRISTO, INSTRUCTOR DE HUMANIDADES :: Ver tema - Bondad y justicia
FOROS: EL CRISTO, INSTRUCTOR DE HUMANIDADES

Tu casa en la red
modules.php?name=Your_Account&redirect=index modules.php?name=Forums&file=profile&mode=register modules.php?name=Forums&file=faq modules.php?name=Members_List&file=index modules.php?name=Forums&file=search modules.php?name=Forums&file=index

Foros de discusión » LA OBRA » Bondad y justicia
Publicar nuevo tema  Responder al tema Ver tema anterior :: Ver tema siguiente 
Bondad y justicia
MensajePublicado: Sun Feb 06, 2005 12:06 pm Responder citando
manos
Moderador
Moderador
Registrado: Jan 15, 2005
Mensajes: 115
Ubicación: Girona - España




En el libro ?LLAVE DE ORO? ?Siete Portales- (edición española pagina sesenta y ocho), en la que se transcribe una enseñanza dictada por el Divino Maestro, con la denominación ?DE QUÉ TENTACIÓN DEBEMOS PRESERVARNOS?; leo:

- ?Habéis sido apartados de las multitudes por la fuerza de vuestro amor y el mío, porque es llegada la hora de que se cumpla en vosotros otra palabra mía pronunciada años atrás??]
- Entonces sufriréis la tentación de abrir vuestros brazos y vuestro corazón para albergar a todos los náufragos de la vida, en este sagrado retiro en el que habéis venido a buscar el acercamiento íntimo a la Divinidad, como medio de llegar por fin a la cumbre de la montaña de la liberación, que os hará dueños de los poderes divinos para salvar lo que aún puede ser salvado de las tinieblas en que se ahoga la humanidad inconsciente.
- Dejad al hilo conductor del Eterno Amor hacer por vosotros lo que en el Amor es Justicia y no salgáis en su búsqueda desesperada, porque de nuevo os veríais arrastrados por la corriente, sin poder salvar a los que perecen y sin salvaros vosotros mismos.

-Es la hora tremenda de la Justicia Divina, en que la Ley inexorable debe cumplirse en todos aquellos que teniendo la luz en sus manos la dejaron apagarse innumerables veces.
-No creáis que todos los que sufren angustias en el alma o en el cuerpo están dispuestos a hacer el menor esfuerzo para liberarse de la causa de su padecer.?

¿Puede ser? Que el Divino Maestro cuyos sentimientos de amor aún perfuman la Tierra tras dos mil años de su última estadía, pueda advertirnos del error que puede suponer para nosotros (que intentamos seguir sus enseñanzas) el ofrecernos a nuestros semejantes, como medio de superación personal que nos acerque a la cumbre de la liberación, con la intención de salvar de las tinieblas lo que aún pueda ser salvado de esta humanidad inconsciente, abriendo nuestros brazos y nuestros corazones para albergar a los náufragos de la vida.
Tras la primera impresión cuya apariencia (al menos en principio) ofrece tintes de incongruencia, podemos entrever una verdad bastante más profunda y de raíz dolorosa, que se entronca nada más y nada menos, que con la dicotomía existente en la esencia del Eterno Amor entre ?la bondad? y ?la justicia?; y es que la humanidad aún no ha entendido -según yo creo- cómo se conjugan esas dos expresiones.
La bondad no es (perdónenme la expresión) ?la estupidez bobalicona? que permanece anestesiada ante las afrentas que recibe, y la justicia no es la ?espada vengadora? dispuesta siempre a infringir el castigo consecuente al error.
Si la bondad perdona, lo hace de un modo reflexivo y en la inteligencia de que quien perdona crece en humildad, de forma que cada vez que perdonamos nos perfeccionamos. En cuanto a la justicia, se torna en una forma de ?verduguismo? porque acostumbramos a entenderla con un sentido erróneo de la equidad que la aleja de la bondad. La justicia verdadera sería aquella que se aplica en la combinación equilibrada de la dicotomía: ?Bondad aplicada con justicia? y ?justicia aplicada con bondad?.
Solo así podrá entenderse que estas acciones obedecen a un principio de utilidad común y al mismo tiempo bajo los términos en los que se expresa el Eterno Amor.
Por supuesto que todos nuestros errores son perdonados por bondad a la vista de la Luz Eterna, pero también y en cumplimiento a la justicia divina dimanante de esa misma Luz, deben ser rescatados y reparados esos errores /?Es la hora tremenda de la Justicia Divina, en que la Ley inexorable debe cumplirse en todos aquellos que teniendo la luz en sus manos la dejaron apagarse innumerables veces.
No creáis que todos los que sufren angustias en el alma o en el cuerpo están dispuestos a hacer el menor esfuerzo para liberarse de la causa de su padecer.?/ y así, el Eterno Amor es perfecto en su equidad y conmiseración para con todas sus criaturas.
Llegados a este punto ¿cómo aplicar nosotros las leyes antes expuestas...? -Nos vemos obligados a reconocer- que en nuestro estado actual de evolución nos es imposible llevarlo a la práctica por nosotros mismos con las debidas garantías de entendimiento, equidad y perfección que exigen este Orden Superior; ya que a lo máximo que hemos llegado como humanos, es a dictar una serie de normas de convivencia que llamamos ?leyes?, que aplicamos arbitrariamente y que al ser enseñadas en las universidades de derecho a nuestros ?leguleyos? se les explica que una cosa es ?la ley? (siempre imperfecta) y otra muy distinta ?el derecho? (legitimidad que asiste a todo ciudadano, perfecta e inalcanzable en la mayoría de los casos). Es por ello que el Divino Maestro nos dice: /?Dejad al hilo conductor del Eterno Amor hacer por vosotros lo que en el Amor es Justicia y no salgáis en su búsqueda desesperada, porque de nuevo os veríais arrastrados por la corriente, sin poder salvar a los que perecen y sin salvaros vosotros mismos.?/

Queridos hermanos como en otras ocasiones, mi osadía ha vencido a la prudencia y me he lanzado a navegar con mi pluma abriendo una estela en el mar de mis reflexiones sobre las palabras del Divino Maestro, en cuya interpretación no quisiera errar porque es mucho lo que le debo. Por ello y de antemano, le pido disculpas a Él y a vosotros hermanos, por lo que de erróneo pueda haber en mis palabras.

Que el Amor y la Luz del Cielo sea sobre todas sus criaturas.

Rafael






[ Este mensaje fue editado por: manos el 06-02-2005 12:48 ]
Ver perfil de usuario Enviar mensaje privado Enviar email
Bondad y justicia
Foros de discusión » LA OBRA
Puede publicar nuevos temas en este foro
No puede responder a temas en este foro
No puede editar sus mensajes en este foro
No puede borrar sus mensajes en este foro
No puede votar en encuestas en este foro
Todas las horas son GMT + 1 Hora  
Página 1 de 1  

  
  
 Publicar nuevo tema  Responder al tema  


Powered by phpBB © 2001-2004 phpBB Group
phpBB Style by Vjacheslav Trushkin