Principal
FRATERNIDAD CRISTIANA UNIVERSAL
Versión en Portugués
La Obra
La Escuela
Libros de la autora
Misceláneas

Orígenes de la Civilización Adámica
Moisés: El Vidente del Sinaí
Arpas Eternas - Cumbres y Llanuras

Llave de Oro
Siete portales
Síntesis
¿Qué significa afiliarse a una escuela?
Postulantes

Para Ti (Manuscritos completos de
Dª Josefa Rosalía Luque Álvarez)

Imágenes
Mapas
Manuscritos

 

Cristo al pie de la Cruz

El cuadro utilizado en ésta pagina fue pintado por BARBERIS en 1903 y corresponde al suceso descrito en Arpas Eternas -Tomo III capítulo: El Gólgota

José de Arimathea y Nicodemus habían vuelto a la ciudad a pedir al gobernador el permiso necesario para bajar al Maestro del madero y darle sepultura esa misma noche, en vista de que al siguiente día no permitía a Ley hacer ese trabajo.
Obtenido el permiso, los hombres más jóvenes y fuertes procedieren a descender aquel amado cuerpo que tantas fatigas había sufrido por consolar a sus semejantes.
Melchor y Gaspar previendo aquel momento, habían traído en sus literas las vendas y lienzos de lino exigidos para la inhumación.
Con los asientos de las literas en que fueron conducidos los ancianos se formó un estrado cubierto con un blanco lienzo y allí depositaron a Jhasua muerto.
Myriam su madre, puesta de rodillas, pudo por fin abrazarse a la amada cabeza de su Hijo, y besar sus ojos cerrados, su frente, su boca, sus mejillas como si con el calor de sus besos quisiera inyectarle de nuevo la vida!...
Los hombres y las mujeres, ancianos y niños desfilaron conmovidos en torno a aquel humilde féretro, en que yacía el cuerpo inanimado del Mártir, que la noche antes les repartía el pan y el vino y les abrazaba en una postrera despedida.
Sus últimas palabras resonaban en las almas doloridas como los trenos dolientes del que parte para no volver:
"Donde yo voy, vosotros no podéis seguirme por ahora".
"Os dejo mi último mandamiento:
"Que os améis unos a otros como yo os amo"
"Me buscaréis y no me hallaréis. Pero no os dejo huérfanos, porque mi Padre y yo, vendremos a vosotros si os amáis como Él y yo os amamos".


Regresar