Temas
  Crear una cuenta PRINCIPAL  -  Tu Cuenta  -  Temas  -  Foros -  WebChat  
 
Login
Nickname

Contraseña

¿Todavía no tienes una cuenta? Puedes crearte una. Como usuario registrado tendrás ventajas como seleccionar la apariencia de la página, configurar los comentarios y enviar los comentarios con tu nombre.

 
M E N Ú

PRINCIPAL
Tu cuenta
Lista de miembros
Temas
Archivo de noticias
Foros
Sección especial
Enlaces de interés


 
Citas
El hombre es libre en el momento que desea serlo.
- Voltaire

 
Efemérides
¿Qué sucedió tal día como hoy?


 
Search



 
Hits
Hemos recibido
4666352
impresiones desde September 2002

El Cristo Instructor de Humanidades: Forums

FOROS: EL CRISTO, INSTRUCTOR DE HUMANIDADES :: Ver tema - En el silencio del corazón
FOROS: EL CRISTO, INSTRUCTOR DE HUMANIDADES

Tu casa en la red
modules.php?name=Your_Account&redirect=index modules.php?name=Forums&file=profile&mode=register modules.php?name=Forums&file=faq modules.php?name=Members_List&file=index modules.php?name=Forums&file=search modules.php?name=Forums&file=index

Foros de discusión » ESPIRITUALIDAD » En el silencio del corazón
Publicar nuevo tema  Responder al tema Ver tema anterior :: Ver tema siguiente 
En el silencio del corazón
MensajePublicado: Sun Feb 27, 2005 10:07 pm Responder citando
Adryana
Moderador
Moderador
Registrado: Apr 16, 2004
Mensajes: 102
Ubicación: Argentina















¡Maestro, mi Señor!



Mientras el sol se esconde en el
horizonte, mi corazón necesita conversar Contigo, vaciarse en Ti,
¡Divino Maestro!



¿Quién más que Tú conoce de mis
muchas miserias y de mis tan pocas virtudes?



Elevo, como en un ruego, mis
plegarias para que las recojas en Tu inmenso Amor y me ilumines para que
pueda yo ser capaz de mirarme en lo más profundo y descubrir todos los
abrojos que existen en éste, mi huerto interior.



¡Maestro, cuántas veces caigo en los
mismos errores! ¡Cuántas veces vuelvo a levantarme! ¡Cuántas otras
vuelvo a caer!



¡Mi Señor, es tan hondo el amor que
te profeso, que me duele verme caer y levantar y volver a caer!



¡Que difícil se hace la vida en
carne, Maestro!



Sé que me sostienes amorosamente, que
sujetas mis manos cuando los vendavales de la vida me sacuden, que estás
siempre a mi lado a pesar de cualquier error de cualquier caída, a pesar
de todo. ¡Siempre estas allí!



Nos dijiste:



-"Si os amáis los unos a los otros
como yo os amo, mi Padre y Yo vendremos a vuestro corazón y haremos en
él nuestra morada"



Mi corazón te siente Maestro, no sé
desde cuántas edades o siglos, pero te siente como esa caricia dulce del
que comprende que aún nos duele vernos tan imperfectos, y nos confortas
en esa misma dulzura, nos alientas y nos animas fervientemente a
seguirte, a transitar el sendero del Amor a todos los que, por decidida
voluntad, deseamos subir la empinada cima, en cumplimiento de Tu Ideal.



Al impulso de Tu Amor, todo deseo material, carece de sentido, se
desvanece. El alma comprende, tan claramente, que ningún amor humano
puede igualarse a Tu Amor.



Es entonces, mi Dulce Maestro, que
jamás podremos sentirnos ni abatidos, ni entristecidos, ni agobiados, ni
solos,  porque Tu Amor nos acompaña siempre que deseemos "entrar a
nuestro huerto interior a conversar Contigo", seguros de que
fortalecidos con Tus dulces caricias, todo lo veremos más claro.



 



¡Te doy las gracias, mi Señor, por el
don de poder encontrarte en mis más íntimos pensamientos elevados a Ti,
en el silencio sublime de la oración sin fórmulas, del diálogo simple y
sincero del corazón!



 



¡Maestro, ilumina mi espíritu! ¡Llena
de amor mi corazón, Maestro!



¡No hay nada que desee más que
servirte, mi Dulce Señor!



 



Hasta siempre



Adryana





Ver perfil de usuario Enviar mensaje privado Enviar email
En el silencio del corazón
MensajePublicado: Mon Feb 28, 2005 7:53 pm Responder citando
manos
Moderador
Moderador
Registrado: Jan 15, 2005
Mensajes: 114
Ubicación: Girona - España




- Querida Adryana, en esta oración que elevas al Eterno Amor de cuyo amparo dependemos para encontrar "el medio" y "el fin" de nuestra evolución y que se dá a sus hijos con eterna misericordia, -al tiempo que te impones el reconocimiento de tus imperfecciones ante Él; con ello creo que olvidas que el Amor y la Justicia del Padre Eterno valora más la entrega de nuestra voluntad como instrumentos de su Magna Obra, que el perfeccionamiento y adelanto de quienes se desvían hacia otros intereses.
- No hables de imperfecciones porque haces que todos miremos hacia nuestro interior y veamos lo pobre de nuestra condición... ¡Mejor hablamos de que el Padre Eterno puso en la esencia de nuestras Almas una parte de Él, para que la hagamos florecer dentro de nuestras personalidades (cosa que llegaremos a conseguir) y de esa forma miraremos todos hacia un futuro esperanzador que inunde de colores rosas, azules y violetas nuestros corazones y nuestros entendimientos, para que podemos sentir la llama que no quema y que amilana con su tibia vibración. El nombre de esa llama es ESPERANZA.
- Dejemos que sean nuestras esperanzas las que nos lancen hacia nuestros destinos y pongamos nuestra mejor voluntad en ello; no pensemos en lo imperfectos que somos -el Padre nos ofrecerá el trabajo adecuado-; que estando en sus manos ¿qué puede faltarnos?

Sea la paz en tu corazón y en tu mente querida hermana

Rafael
Ver perfil de usuario Enviar mensaje privado Enviar email
En el silencio del corazón
MensajePublicado: Tue Mar 01, 2005 2:18 am Responder citando
Adryana
Moderador
Moderador
Registrado: Apr 16, 2004
Mensajes: 102
Ubicación: Argentina




Querido Rafael
Con amoroso respeto he querido responder a tu mensaje, y para ello he tomado del Libro “Llave de Oro – Siete Portales”, este fragmento del Capítulo “El desbrozar del Huerto Interior”.
En este Capítulo el Hermano Tholemi nos dice en uno de los párrafos:
…………………...........
Hermanos de Fraternidad Cristiana que escucháis en silencio a este viejo esenio, compañero vuestro que os ha precedido en los caminos eternos: decidíos esta vez para siempre.
A puerta cerrada en vuestro huerto interior, estudiad seriamente vuestros más íntimos problemas, que para eso es la oración silenciosa de la alcoba, y cuando hayáis descubierto a la luz de la antorcha del Cristo Divino, qué espinas deben ser arrancadas de raíz, qué árboles deben podarse, qué zarzales deben ser quemados y destruidos, tened el valor de la sinceridad y lealtad con vosotros mismos; lealtad para con el Maestro Divino al que venís enlazados desde largas edades y que espera seguramente que a la terminación de este ciclo de evolución, entraréis en la gloriosa avanzada de la humanidad del porvenir, en la cual florecerá el amor fraterno tal y como Él lo soñara desde tantas edades atrás.
Hortelanos sois de vuestro jardín interior, que espera sin duda vuestra decisión, vuestra solicitud y afanosos cuidados para producir el ciento por uno, según la clásica frase del Divino Maestro.
Él contemplará vuestra labor, alentará vuestros esfuerzos y cuando desfallezcáis en la penosa lucha con la esterilidad del terreno, con la vigorosa crecida de espinos y de breñales, con los vientos de fuego de indomables pasiones y de fieros egoísmos, desde lo alto de su cielo de luz y de amor, os envolverá piadosamente en sus ternuras de amigo eterno que sabe valorar los esfuerzos del alma encarnada por liberarse del cautiverio y elevarse a la altura de sus eternos destinos.
Que Él sea vuestro amparo y fortaleza en la pesada tarea para vuestra purificación. Que la paz sea con vosotros.”


En todas las Obras de Fraternidad Cristiana, se nos habla de la importancia de “limpiar” nuestro huerto interior, y abriendo mi corazón con honda sinceridad, confieso mi alma se abraza a ellas con fervoroso amor.

Mi querido Rafael, mi deseo al responder tu mensaje, ha sido el de esclarecer un tanto el escrito que he dejado en esta sección del foro, y que ningún hermano pudiera quedar confundido al leerlo.

Mi más tierno abrazo fraterno
Adryana
Ver perfil de usuario Enviar mensaje privado Enviar email
En el silencio del corazón
MensajePublicado: Thu Mar 03, 2005 12:34 pm Responder citando
mercedessimarro
Miembro
Miembro
Registrado: Dec 05, 2004
Mensajes: 6
Ubicación: San Fdo.de Henares (Madrid) España




Querida Adyana, hermoso silencio el de tu corazón, ¡cuántas veces he sentido lo mismo!, al profundizar en mi interior y ver mis grandes deficiencias, me siento agobiada por tanta pequeñez, entonces, siento Su Presencia, que parece recordarme:


Olvidas quién eres, y a qué has venido, no es con el desaliento como te coronarás de rosas, es entonces cuando tomo fuerzas y deseo con más fuerza seguir sus huellas de sangre y lágrimas, y entonces mi corazón clama al Padre; "Padre mío, intensifica mi luz, para que sepa cumplir mi ley, que no olvide quién soy, a qué he venido y hacia dónde camino, que mi amor no claudique nunca, que sepa cumplir mi promesa de ser amante y seguidora de D. Maestro".


Querida amiga, que sepamos sentirle cerca, que su presencia nos inunde de amor.

Con ese amor que nos envuelve recibe un abrazo.


Merche
Ver perfil de usuario Enviar mensaje privado Enviar email
En el silencio del corazón
Foros de discusión » ESPIRITUALIDAD
Puede publicar nuevos temas en este foro
No puede responder a temas en este foro
No puede editar sus mensajes en este foro
No puede borrar sus mensajes en este foro
No puede votar en encuestas en este foro
Todas las horas son GMT + 1 Hora  
Página 1 de 1  

  
  
 Publicar nuevo tema  Responder al tema  


Powered by phpBB © 2001-2004 phpBB Group
phpBB Style by Vjacheslav Trushkin